Fibromialgia, tratable, pero difícil de detectar

Una enfermedad como la fibromialgia requiere de una buena relación entre médico y paciente, para tener buen diagnóstico y tratamiento.

10/05/2012 3:37
AA
“Es importante que entre el médico y el paciente exista una relación estrecha y de respeto, además de existir entre ambos una buena comunicación”, dijo a SUMEDICO el profesor Luis Adrián Quiroz, vocero de la Asociación de Red de Acceso, en referencia especial a las pacientes que padecen fibromialgia.
 
Para conseguir esto es que se ha diseñado la Guía del Paciente Participativo, un instrumento diseñado por ciudadanos para que la gente aprenda a conocer cuáles son sus derechos, cómo hacer para tener una consulta exitosa con su médico, cómo generar un diario de salud, “pero lo más importante es conocer el sistema nacional de salud, tan complicado y diverso que desconocemos”, explicó.
 
Según Adrián Quiroz, quien platicó con SUMEDICO antes de su ponencia durante la presentación el Día Internacional de la Fibromialgia, dicha guía pretende ser un diario de consulta para pacientes y médicos.
 
“En la guía hay un capítulo en donde se habla de la relación médico-paciente, cómo se hace para mejorar, para dejar atrás el no preguntar todo al médico pero sí preguntar a quien menos informado está, como puede ser un amigo un vecino. Porque con esto no sólo no mejoramos sino ponemos en riesgo nuestra calidad de vida al automedicarnos o apostar por remedios caseros”, explicó.
 
El profesor Quiroz fue enfático al decir que, en ese sentido, la guía ayuda a tener herramientas para que la consulta médica sea exitosa.
 
Entre las ventajas que se obtendrán con la Guía del Paciente Participativo está el diagnóstico oportuno, así como poder tener un vínculo de confianza con el médico, para que el paciente no pregunte en otras partes algo relativo a su problema, “además, el médico podrá contar con toda la información que se requiere para poder ayudarle”, señaló.
 
Respecto al problema que existe con los médicos de primer contacto, los cuales en ocasiones no cuentan con la información necesaria para diagnosticar, el profesor señaló que la culpa radica en todos, ya que “la figura del médico se respeta, pero no lo vemos como un ser humano que va a ayudarnos a afrontar una problemática de salud”.
 
Cuando aprendemos a comunicarnos cerramos el círculo, asegura el profesor Quiroz, y la relación cambia sustancialmente, y aprendemos a tomar los medicamentos y a seguir sus instrucciones, “pero todo en consenso”, explicó.
 
Finalmente, el profesor Quiroz recitó los cinco puntos principales para entablar una buena relación médico-paciente:
  1. Que el diálogo se abierto y de confianza
  2. Hablar con la verdad
  3. Que se dé una relación de respeto
  4. Hablar claro y si no entiendo pregunto, ese es el secreto del éxito: preguntar para generar acciones
  5. Reconocer que somos sujetos de derecho
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: