Cómo planear los gastos de fin de año

Que la emoción no le gane a la precaución para evitar que el aguinaldo se invierta sólo en la compra de regalos y cena navideña

08/11/2017 10:09
AA
fin de año

Este es el primer paso para hacer una inversión inteligente del dinero que recibimos de más este fin de año, para gastarlo bien.

Gastar en comida y regalos sólo dentro de nuestras posibilidades, sin dejar llevarnos por las emociones, es el primer paso para hacer una inversión inteligente del dinero que recibimos de más este Fin de año, señaló la especialista en finanzas personales Sonia Sánchez-Escuer y la psicóloga Valeria Villa.

Cómo gastar en fin de año

Para planear los gastos de fin de año, lo primero que se debe hacer es una lista de lo que se tiene que comprar, de lo que se va a gastar en la cena y en regalos, de lo que se va a hacer en los días de descanso, para saber cuánto va a costar todo, señala Sánchez-Escuer.
Si tengo una lista, explica, puedo poner un límite a la inversión y a partir de ahí planear. “Se trata de gastar dentro de nuestras posibilidades. Los compromisos de fin de año implican gastos y desgastes. Tenemos que ser selectivos por nuestra salud financiera y mental”, explica.
Esta idea es reforzada por la psicóloga Valeria Villa, quien señala que poco antes de fin de año solemos hacer un balance del año.
“Puede ser triste o satisfactorio y se nos hacen evidentes cosas de las que huimos todo el año, como los conflictos familiares. Esta tensión emocional, tristeza o pendientes, nos vuelven más vulnerables para hacer consciente el proceso de las compras de fin de año.

¿Lo que queremos comprar es tiempo perdido?

“Empezamos a hacer cuentas económicas y emocionales y a partir de ahí, decidimos cuánto gastar”,  así a veces queremos comprar grandes regalos para sustituir las ausencias, la lejanía o la falta de atención que tuvimos hacia nuestros seres queridos, señala la psicóloga.

 Sin embargo, la felicidad que obtenemos de los objetos materiales, es muy volátil, dice Valeria y Sonia añadió que, “si no se usa el dinero para que la vida sea mejor, entonces se está haciendo algo mal”.

Antes de comprar, compartir

En diciembre por lo regular vivimos una temporada de abundancia, pero debemos pensar qué vamos a hacer en el futuro y evitar endeudarse por la compra de ropa que dejaremos de usar al cambio de temporada, aconseja Sonia Sánchez-Escuer.
Mientras que Valeria Villa nos invita a reflexionar y analizar cuál es la relación que sentimos con la escasez, con la publicidad, con la sensación de sentirnos pobres si no gastamos y por eso preferimos endeudarnos.
Lo que realmente atesoramos

Sonia Sánchez-Escuer propone hacer un ejercicio: “Trata de recordar que recibieron como regalo de Navidad el año pasado”.

 La mayoría de la gente no lo recuerda, añade, porque los seres humanos estamos “diseñados” para recordar y atesorar más las experiencias que los objetos. Así que lo importante siempre es compartir, cocinar en familia, crear experiencias para tener un buen fin de año.
Cuando estamos a punto de caer en la tentación de comprar cosas que no necesitamos , aconseja Valeria Villa, lo mejor es aplazar la compra, al menos diez minutos. Distraernos puede ser una estrategia que nos puede ayudar
Dar un regalo comprado, explica Villa, es fácil, es más complicado compartir experiencias, alimentar relaciones, porque nunca se podrá compensar la compañía con un objeto.
Ahora ya sabes como administrar tu dinero para este fin de año, recuerda que el tiempo no se compra y que los momentos son más recordados que los obsequios.

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: