Finanzas, ¿un problema en el matrimonio?

Las parejas cuando deciden vivir juntas entran en conflictos sobre las finanzas del hogar cuando las decisiones no son compartidas y transparentes.

25/07/2013 11:09
AA

Cuando las personas deciden emprender una vida como pareja, comienzan a ver cambios en su cartera y en sus monederos, afirmó investigadora de la UNAM, y ellos deben dirigir el curso que desean que tenga su vida a partir de ese momento.

Patricia Meraz Ríos, del doctorado en Psicología de la UNAM, señaló que la complejidad y trascendencia de los aspectos económicos en la relación de pareja determinan, el manejo de las finanzas familiares, porque los exponen a múltiples decisiones económicas que afectan tanto sus carteras como sus vidas.

La investigadora deseaba saber cómo influye este aspecto en las parejas mexicanas y cómo es que se toman esas decisiones en su investigación “Monederos y carteras: implicaciones relacionadas”

La psicóloga especificó que  “el significado que se da a los recursos económicos en el seno familiar define valores, lealtades y necesidades”, y de ahí que, en prácticas financieras como la compra de la despensa, esté implícito un entramado complejo de relaciones emocionales y de construcciones familiares.

Meraz explicó que los acuerdos y desacuerdos en cuanto a las finanzas se manifiestan en las conversaciones y en los discursos cotidianos; en el valor que cada miembro de la pareja atribuye al dinero; en la toma de decisiones, administración y distribución del capital y, en general, en el manejo de las finanzas.

Asimismo, acotó, representa el modo en el cual los miembros de esta sociedad afectiva se complementan, relacionan y dan sentido a su vida. Sin embargo, es un asunto que con frecuencia no se aborda, lo que impacta el vínculo, las emociones y sus expectativas.

Por tanto, el manejo del presupuesto y del patrimonio, además de ser un asunto relacionado con la administración y la economía doméstica, revela las relaciones socioculturales que establecen las parejas para satisfacer sus necesidades, construir sus realidades y proyectar sus aspiraciones.

Entre los primeros resultados obtenidos, la investigadora halló que  en las parejas que no reportan dificultades financieras hay un manejo de decisiones consensuadas o compartidas; “existe un equilibrio entre negociaciones y manejo de poder, además de transparencia financiera y un control de gastos y consumos, a diferencia de aquellas que reportan dificultades, en donde se observa información oculta sobre ingresos o gastos, y un desequilibrio en el acceso, control y disposición del dinero”, concluyó.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: