Forma de cocinar, previene enfermedades

Experta recomienda seguir los siguientes pasos: limpiar, secar, separar, cocinar y enfriar los alimentos para evitar infecciones.

15/08/2011 4:34
AA

En los meses de vacaciones se eleva el número de personas que sufre intoxicaciones alimentarias, el motivo es que se manipulan más los alimentos al prepararlos, las elevadas temperarutas y a una causa natural: las bacterias.

Es por eso que la Dra. María Luisa López Díaz-Ufano, coordinadora Nacional de Nutrición de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), señala que las personas pueden mantenerse libres de infecciones transmitidas por la comida sí: limpian, secan, separan, cocinan y enfrían los alimentos.

Mantener las manos limpias al momento de cocinar, así como las superficies donde se manejen los alimentos es básico; las manos son la primera causa de enfermedades transmitidas por la comida, explica la experta.

También se deben lavar los platos, utensilios y tablas de cocina que han estado en contacto con carnes crudas, antes de usarlas para otros productos perecederos cocidos.

Otro consejo es separar los alimentos preparados de los que no lo están, es esencial para evitar que se propaguen las bacterias.

En resumen, si se siguen estos hábitos al momento de preparar la comida se pueden dejar atrás diarreas, náusea, vómitos, cólicos abdominales, fiebre y deshidaratación, entre otros padecimientos.

Una recomendación más que hace  el Dr. Ramón Estruch, jefe de servicio del Centro de Investigación Biomédica en Red, Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición es poner atención en los alimentos preparados por los adultos mayores, especialmente para evitar la salmonelosis.

Estruch dice que una vez preparado un alimento, no puede pasar más de tres o cuatro horas fuera del refrigerador, es justo ese momento cuando se estropean. La opción es consumir el alimento recién hecho y tirar la comida que tiene mucho tiempo preparada.

En el caso de alimentos como mejillones u ostras, los especialistas señalan que se deben adquirir en lugares seguros y consumirlos lo más fresco posibles, para evitar infecciones.

Los alimentos perecederos siempre deben conservarse en frío, además, en caso de llevarlos para preparar al aire libre se deben empaquetar muy bien para que sus jugos no se revuelvan con los otros alimentos que ya están listos para consumirse.

En caso de que se sienta algún malestar estomacal y la sospecha sea el consumo de alimentos en mal estado, se debe acudir de inmediato al médico y tomar muchos líquidos.

(Con información de europapress.com)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: