Fuertes discusiones acaban con el matrimonio

Investigadores descubren que cuanto más agresividad hay en las discusiones, más rápido se avanzará hacia el divorcio. n

24/11/2010 1:32
AA

La competencia entre parejas no es lo más recomendable, pues acaba con el amor, esto de acuerdo a un artículo publicado en junio pasado en SUMEDICO;  provoca estrés y eso puede generar una esperanza de vida menor, acorde a la investigación de la Universidad de Harvard
esta situación menoscaba la relación entre las personas e incluso acorta su periodo de vida.

Ahora, se pone en evidencia que el que haya además fuertes discusiones acaban más pronto con el amor. Lo anterior de acuerdo a estudios de la Universidad de Michigan, donde se analizaron diversos escenarios sobre el cómo discuten las parejas.
 
Uno de estos primeros escenarios es cuando el esposo discute calmadamente la situación, escucha el punto de vista de su esposa y trata en serio de averiguar cómo se siente ella. Y luego la esposa esquiva el asunto, sale enojada de la habitación, y decide no hablarle. No es una buena idea si no quieres divorciarte.

El primer resultado, es que se daña el tiempo de duración del matrimonio.  Kira Birdit, líder del estudio, apuntó: “Las esposas que lidian con los conflictos de manera constructiva puede ver al hábito esquivo de sus esposos como una falta de inversión en la relación, en lugar de tomarlo como una manera de relajar la situación”.

Con base al estudio llamado Early Years of Marriage, uno de los más grandes proyectos de investigación sobre los patrones de conflictos matrimoniales, los investigadores determinaron:  Durante un periodo de 16 años, 373 parejas fueron entrevistadas cuatro veces. Las entrevistas comenzaron en el primer año del matrimonio, que fue 1986 en todos los casos.

El equipo científico de la Universidad de Michigan examinaron tanto el comportamiento individual como la interacción de las parejas con tendencia al divorcio. También examinaron cuál de los dos comportamientos se alteró con el paso del tiempo.

Los resultados fueron sorprendentes resultados: Pese a que el 29% de los esposos y el 21% de las esposas reportaron no tener conflictos durante todo el primer año de su matrimonio, el 46% se había divorciado al llegar el año 16 del estudio, que fue 2002. Interesantemente, habiendo reportado o no un conflicto durante el primer año de matrimonio, no se vio afectado el hecho de que se hubieran divorciado para el último año del estudio.

Fueron los esposos quienes reportaron sobre todotener comportamientos más constructivos y menos destructivos que sus esposas. Pero con el paso del tiempo las esposas tienden menos a usar estrategias destructivas o esquivas, mientras que el uso de esos comportamiento prevaleció a través de los años.

Birditt puntualizó: “Los problemas que causan que las esposas sean esquivas o usen comportamientos destructivos en las etapas tempranas del matrimonio pueden resolverse con el tiempo”,  “O, las relaciones y la calidad de las relaciones pueden ser un tema más central para las vida de las mujeres que para la de los hombres. Como resultado, en el curso del matrimonio, las mujeres son más propensas a reconocer que el comportamiento esquivo para el conflicto o usar estrategias destructivas no son ni efectivas ni benéficas para el bienestar y estabilidad de los matrimonios”.

De igual forma, el estudio determinó que las parejas negras son más problemas a escaparse o ser esquivos durante los conflictos en comparación con las parejas blancas, aunque las parejas negras fueron menos propensas a tener este comportamiento con el paso de los años.

(Con información de Aol.salud)
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: