Fumar acelera la pérdida auditiva y causa sordera

En algunos casos los fumadores pasivos tienen mayor riesgo de sordera.

14/03/2018 5:52
AA
fumar causa pérdida auditiva

El tabaquismo es una enfermedad que conlleva severas consecuencias para la salud, entre las principales se encuentran varios tipos de cáncer y enfisema pulmonar. Sin embargo, existen otros efectos que no siempre son tan reconocibles, como que fumar acelera la pérdida auditiva y hasta sordera.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Nicotine & Tobacco Research, fumar se asocia con un mayor riesgo de pérdida auditiva, son las conclusiones de investigadores que dieron seguimiento a más de 50 mil participantes durante ocho años.

Te recomendamos: Mala higiene bucal causa más cáncer que fumar

Fumar acelera la pérdida auditiva

Luego de llevar a cabo controles de salud anuales en los participantes, los investigadores del Centro Nacional de Medicina y Salud Global en Japón observaron un mayor riesgo de pérdida auditiva (de 1,2 a 1,6) entre los fumadores, en comparación con quienes nunca han fumado.

A través de cuestionarios y pruebas auditivas, determinaron que existe una relación entre la cantidad de cigarrillos fumados por día y la duración del abandono del hábito de fumar en la extensión de la pérdida auditiva.

Al respecto, explican que la asociación entre el tabaquismo y la pérdida de audición de alta frecuencia fue más fuerte que la de la pérdida de audición de baja frecuencia, el riesgo de pérdida de audición de alta y baja frecuencia aumentó con el consumo de cigarrillos.

Por lo tanto, existe un mayor riesgo de pérdida auditiva disminuyó dentro de los cinco años posteriores a dejar de fumar.

También te puede interesar: Fumar detona menopausia prematura

Mayor riesgo para fumadores pasivos

Por otra parte, un estudio de Estados Unidos, publicado en la revista Tobbaco Control, señala que los fumadores pasivos y la sobreexposición al humo del cigarro genera un mayor riesgo de sordera.

Según el artículo, 14% de los participantes expuestos con frecuencia al humo del tabaco perdían audición a las frecuencias bajas y medias. En tanto, 46% habían perdido audición para las frecuencias altas.

En ese sentido, los investigadores consideran que el humo del tabaco podría afectar el flujo sanguíneo en los pequeños vasos del oído, privando de oxígeno a este órgano. Además, acotaron que los daños que causa fumar son distintos a los provocados por el envejecimiento y por la exposición al ruido.

Con información de Infosalus y Muy Interesante


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: