Fumar deja marcas duraderas en el ADN

Fumar cigarillos sigue siendo la principal causa prevenible de mortalidad en todo el mundo

04/10/2016 11:44
AA

Se han encontrado cambios relacionados con la enfermedad en más de 7,000 genes, muchos se 'recuperan' a los 5 años tras dejar de fumar.

Fumar cigarrillos puede dejar una impronta duradera en el ADN humano, alterando más de 7,000 genes de tal modo que podría contribuir al desarrollo de enfermedades, según un nuevo estudio.

Los genes se pueden recuperar

Al revisar los resultados de muestras de sangre tomadas de casi 16,000 personas en 16 estudios previos, los investigadores también hallaron que en los que dejaron de fumar, la mayoría de los genes se “ recuperaron” a los 5 años de abandonar el hábito.

“Aunque esto enfatiza los efectos residuales a largo plazo de fumar, la buena noticia es que cuanto antes pueda dejar de fumar, mejor estará usted”, dijo la autora del estudio, la Dra. Stephanie London, subdirectora de la rama de epidemiología del Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental de EE.UU.

London y sus colaboradores se centraron en un proceso llamado metilación del ADN, que son los cambios genéticos que no alteran el código subyacente de los genes, pero que pueden cambiar cómo se expresan o se activan.

Es mejor dejar de fumar

Fumar cigarrillos (que se sabe que contribuye a una serie de problemas de salud, como el cáncer, la enfermedad cardiaca y el accidente cerebrovascular) sigue siendo la principal causa prevenible de mortalidad en todo el mundo, con casi 6 millones de fallecimientos cada año, según el estudio.

Incluso décadas después de que los fumadores lo hayan dejado, el hábito confiere la posibilidad de riesgo de enfermedad a largo plazo. Se han propuesto cambios en la metilación del ADN como una razón posible para ello.

El equipo de London comparó sitios de metilación del ADN en fumadores actuales y ex fumadores con personas que nunca habían fumado. Además de hallar que los lugares del ADN relacionados con fumar estaban asociados con más de 7,000 genes (aproximadamente un tercio de los genes humanos conocidos) los investigadores averiguaron que algunos de los sitios de la metilación del ADN persistían incluso tres décadas después de dejar de fumar.

El Dr. Norman Edelman, consejero científico principal de la Asociación Americana del Pulmón, dijo que la nueva investigación “plantea algunas cuestiones promisorias” a pesar de no ser capaz de establecer una relación clara de  causalidad entre los cambios genéticos relacionados con fumar y los problemas resultantes de salud.

“Los que tratamos el hábito de fumar como un problema de salud pública comprendemos… que cualquier cosa que se mire parece verse afectada por el hecho de fumar”,  señaló. Muchos cánceres, enfermedades pulmonares, enfermedades cardíacas, problemas gastrointestinales… fumar tiene una gran cantidad de efectos, así que no es muy sorprendente enterarse de la existencia de estos efectos epigenéticos”.

“El mensaje aquí es que fumar tiene un impacto enorme y generalizado en sus genes”, añadió Edelman. “Gran parte de dicho impacto es reversible, pero hay cosas que no lo son. Así que si usted fuma, va a alterar su configuración genética de una forma que no es totalmente reversible”.

(Con información de Medline Plus).


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: