Fumar “poquito” también es dañino

Hacerlo ocasionalmente causa daños respiratorios, circulatorios e hipertensión

15/05/2017 2:23
AA

En lo últimos años hemos escuchado con mayor insistencia que fumar es perjudicial para la salud ya que es uno de los principales responsables de enfermedades pulmonares, renales, del corazón o de cáncer, por lo que la petición es evitarlo por completo.

Sin embargo, muchas personas consideran que si fuman “poquito” (una vez por semana, dos el fin de semana, sólo en fiestas u ocasiones especiales) no tendrán problemas de salud cuando realmente no es así.

De acuerdo a un estudio de la Universidad Estatal de Ohio, fumar de forma ocasional provoca problemas respiratorios, circulatorios, hipertensión y altos niveles de colesterol.

“Quienes se dicen ‘fumadores sociales’ pueden estar haciendo muchísimo daño a su salud”, indicó la coordinadora del estudio, Kate Gawlik.

La investigación

Para descubrir esto, Gawlik y su equipo de investigadores, encuestaron a 40,000 personas entre los 18 y 65 años de edad sobre sus hábitos de vida.

Asimismo, se les tomaron muestras de sangre y función respiratoria para evaluar el estado de su salud.

De los participantes, el 11.4% dijo fumar ocasionalmente, mientras que el 17% se manifestó como fumador habitual, es decir, de diario.

Los resultados

Al evaluar los análisis de los participantes, los investigadores encontraron que las tasas de hipertensión superaron el 70%, mientras que los del colesterol rondaron el 54%, sin tener diferencias entre los fumadores habituales u ocasionales.

En relación a la función respiratoria, se descubrió que quienes solían fumar en ciertas ocasiones, tenían un desempeño mejor que el que tenían los fumadores habituales.

Sin embargo, al compararlo con los que no fumaban en absoluto, se encontró que tenían una reducción de la función respiratoria entre un 30 y 40%.

Los que tienen enfermedades crónicas como diabetes, asma o hipertensión, pueden tener mayores complicaciones por fumar.

“Esta población se ha descuidado bastante por parte de los servicios de salud. Sabemos que fumar con regularidad es una adicción, pero los médicos o trabajadores de la salud generalmente no preguntan sobre el tabaquismo social, y deberían hacerlo”, concluye Gawlik.

(Con información de El Nuevo Día)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: