Funciona terapia biológica en enfermedades reumáticas

Este tipo de tratamiento detiene el daño, evita deformidad de huesos y reduce discapacidad en pacientes con mal reumático, dijo experta a SUMEDICO.

19/05/2011 8:44
AA

Cerca de un cuarenta por ciento de los pacientes de enfermedades reumáticas como espondilitis anquilosante, artritis psoriásica, psoriasis y artritis reumatoide alcanzan hasta un 70 por ciento de mejoría bajo tratamiento con medicamentos biológicos, indicó a SUMEDICO la doctora Érika García (*), médico reumatólogo, durante el Seminario sobre Enfermedades Reumáticas celebrado en Cancún, Quintana Roo. Ve el video

De acuerdo con la doctora, en el caso de las enfermedades reumáticas, las terapias biológicas van dirigidas contra las moléculas que provocan la inflamación en este tipo de enfermedades autoinmunes.

El éxito de los medicamentos biológicos en los pacientes es variable, no obstante, de acuerdo con las cifras vertidas por la doctora García, un 70 por ciento de los pacientes alcanza un 20 por ciento de mejoría si se mantiene la adhesión al tratamiento; no obstante, consiguiendo una adhesión al tratamiento, el 40 por ciento de los pacientes alcanzan hasta un 70 por ciento de mejoría.

Sobre la remisión del paciente (esto es que inflamación y dolor de articulaciones desaparezcan así como la rigidez de las mañanas), el 50 por ciento de las personas con alguna enfermedad reumática alcanzan la remisión si mantienen el tratamiento durante al menos dos años.

Tradición contra modernidad

Para la doctora García, quien participó en el seminario con la ponencia “Seguridad y eficacia de los medicamentos biológicos y las terapias emergentes”, la medicina biológica ha cambiado por completo el tratamiento de las enfermedades reumáticas autoinmunes, ya que tanto en artritis reumatoide como en artritis psoriásica “detienen por completo el daño, evitan la deformidad de los huesos, reducen significativamente la discapacidad y, en pacientes con psoriasis, por ejemplo, limpian la piel por completo de los daños, algo que no se ha alcanzado con los medicamentos tradicionales”.

No obstante, la doctora fue enfática al mencionar que, si bien las terapias alternativas –que se sugieren terapéuticas en casos de males reumáticos– alivian el dolor, esto ocurre más que nada por el efecto placebo, pero no detienen el daño articular en los pacientes.

Sobre los efectos secundarios que los medicamentos biológicos pueden traer como consecuencia, la doctora García explicó que al mismo nivel que todos los demás medicamentos.

“Con cualquier medicina se tienen riesgos, cualquier cosa externa que introduzcas en tu cuerpo. Pero los medicamentos biológicos ya han sido probados desde 1990 y se ha demostrado su seguridad a nivel mundial”, indicó.

Los efectos secundarios posibles son infecciones como la rinitis, o bien reacciones en la zona de aplicación que pueden ser manejadas fácilmente. “En todo caso, se deja pasar el tiempo y las lesiones van desapareciendo por costumbre. Cuando se da el caso de infecciones a nivel respiratorio se suspende el medicamento y cuando pasa la infección se aplica de nuevo el tratamiento sin que pierda eficacia o el paciente tenga un rebote de la enfermedad”, indicó la doctora. 

Aún así, como explica Érika García, se recomienda a los médicos informar a los pacientes sobre los efectos secundarios, cuáles son sus ventajas y de esa manera, entre médico y paciente, se decide cuál es la terapia más recomendable para su malestar.

Uno de los cuestionamientos más comunes derivó en si las mujeres embarazadas podían consumir los medicamentos biológicos, a lo que García respondió que no es recomendable, ya que en casos de artritis reumatoide y psoriasis, de acuerdo con el origen de las enfermedades, la paciente mejora durante el embarazo, por ende necesitan menos medicamentos, los cuales se retoman después de que ha tenido al bebé.

Para concluir, la doctora García reveló que estos medicamentos biológicos ya se encuentran incluidos en el cuadro básico, y pueden hallarse tanto en instituciones de salud como IMSS o ISSSTE, además de las aseguradoras. No obstante, sí fue enfática al mencionar que quienes no tienen seguridad social no pueden acceder a éstos sin tener que pagar sus altos costos. 

(*)Dra. Erika García. Médico Reumatólogo

Centro Médico Nacional La Raza.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: