Gemelas luchan contra la leucemia

Lily y Bailey Dove, son hermanas gemelas que fueron detectadas con leucemia.

06/10/2015 1:38
AA

Lily y Bailey Dove, originarias de Wisconsin, son unas gemelas de 10 años a las que les encanta hacer deportes como jugar futbol o softball, sin embargo, su vida cambio drásticamente cuando fueron diagnosticadas con leucemia.

La primera en ser diagnosticada en 2013 fue Lily, quien después de ponerse pálida y mostrar problemas para correr o hacer sus actividades cotidianas, su madre Erin Dove, la llevó al pediatra pensado que se trataba de un virus.
 
Después de realizarle los análisis correspondientes, el doctor le confirmó a Erin que su hija tenía leucemia linfática aguda, por lo que era necesario comenzar el tratamiento inmediatamente.
 
Su tratamiento fue agresivo y pasó por varias fases, las cuales duraban uno o dos meses cada una, para asegurarse que el cáncer no regresaría.
 
Después de casi dos años de terapia, Lily por fin terminó su quimioterapia el 30 de agosto, momento en el cual de acuerdo a la tradición el Hospital Infantil de Wisconsin, sonó la campana que simbolizaba el fin del tratamiento.
 
A pesar de que todo parecía estar bien, los padres de Lily nunca imaginaron que su otra hija Bailey, también padecería de leucemia.
 
Bailey comenzó como problemas para dormir debido a que tenía mucho dolor en sus piernas y caderas. Ante esto, sus padres comenzaron a creer que también tenía la enfermedad por lo que la llevaron al médico quien les confirmo el diagnóstico.
 
Anteriormente, los médicos les habían indicado a los padres que existía un alto riesgo de que la hermana gemela de Lily también tuviera la enfermedad.
 
“Sabíamos que la posibilidad estaba ahí. Pero simplemente no podíamos pensar en eso en aquel momento. No lo podríamos haber superado de otra manera”, dijo Dove.
 
El padre de las hermanas, declaró que la obstinación que tienen ha sido lo que las ha sacado adelante ya que ven al cáncer como cualquier otro reto a vencer, al igual que en los deportes.
 
Asimismo, indicó que la conexión entre ellas y su otra hermana ha crecido bastante, además de que hay momentos en que Lily se acurruca con Bailey para consolara, especialmente ahora que los tratamientos han comenzado.
 
Por otra parte, Lily ha vuelto a jugar softbol y espera que el próximo verano, pueda colocarse en primera base.
 
Las hermanas declararon que lo que más valoran en su casa, son los pequeños detalles.
 
“Mi papá nos hace reír, mi mamá se acurruca con nosotros y Maddie juega cosas como Cranium con nosotros y hace bromas. Esto nos ha ayudado a hacer cosas normales como familia”, declararon.
 
Como parte del apoyo de amigos y familiares, Lily y Bailey, tiene una cuenta en Facebook, en la cual comparten cómo ha sido su proceso y cómo viven el día a día.
(Con información de CNN)
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: