Genética, causa de elección de la dieta

Investigación halló que los niños se inclinan más a ciertos grupos de alimentos por genética, más que por atractivo visual del plato.

21/03/2013 5:43
AA

 Un trabajo publicado en Obesity , realizado por científicos de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, halló que muchos niños se niegan a probar alimentos nuevos no porque les desagrade lo que ven en el plato, sino porque su genética se inclina más a algunos tipos de alimentos.

El estudio, dirigido por Myles Faith, profesor asociado de nutrición en la Escuela Gillings de Salud Pública de esta universidad, afirmó que los genes juegan un papel importante en el comportamiento de los niños al comer.

“En algunos aspectos, la neofobia alimentaria, o la aversión a probar alimentos nuevos, es similar al temperamento del niño o de la personalidad”, dijo Fait.

La  teoría de este investigador  es que “algunos niños son genéticamente más susceptibles que otros a evitar nuevos alimentos, lo que no quiere decir que no puedan cambiar sus comportamientos y se hagan menos exigentes”, aseveró.

Para realizar la investigación, evaluó a 66 pares de gemelos de entre 4 y 7 años, y encontraron que los genes explican el 72% de la variación entre los niños en la tendencia a evitar los alimentos nuevos, mientras que el resto está condicionado por el ambiente.

Investigaciones anteriores habían demostrado una influencia genética similar en la neofobia alimentaria en niños de 8 a 11 años (78%) y adultos (69 %), lo que sugiere que el impacto de los genes en la neofobia alimentaria es constante en todo el desarrollo humano.

Otro de los componentes que analizaron en el trabajo fue la composición corporal de los participantes en relación con las medidas de grasa corporal entre el padre y el hijo.

Luego de revisar estos datos, los investigadores descubrieron que si el padre tenía más peso el niño también tenía la misma condición, pero solamente si él o ella evitó probar alimentos nuevos.

Mientras que entre los factores externos o ambientales se encontró que los padres deben considerar la idiosincrasia de cada niño, incluso para los hermanos en la misma casa, al pensar en cómo aumentar la aceptación de un niño a nuevos alimentos.  (Europa Press)

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: