La mayoría de la gente no cuida sus ojos

Se debe acudir al oftalmólogo al menos una vez al años; si se tiene diabetes o cáncer las revisiones deben ser más frecuentes

23/12/2016 1:30
AA

La falta de cultura sobre la importancia de atenderse la visión con frecuencia ocasiona que los pacientes lleguen con los especialistas en etapas tardías y que el tratamiento y pronóstico sea menos favorable.

El médico oftalmólogo del Hospital de Nuestra Señora de la Luz (HNSL), Eduardo Sebastián Arellano Arias, destacó la importancia de entender que el cuidado de los ojos es un tema de vital importancia ya que la mayoría de las causas de ceguera son reversibles.

Miopía y astigmatismo

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud, 30 por ciento de la población mexicana tiene algún problema visual, principalmente miopía y astigmatismo.

Además, entre 40 y 50 por ciento de los casos de ceguera en México son por cataratas, sobre todo senil, mientras que 20 a 30 por ciento de la falta de visión son por accidentes y enfermedades como la retinopatía diabética.

También se encuentran los problemas de glaucoma, con 15 a 25 por ciento; desprendimiento de retina, con seis por ciento; miopía degenerativa, con cinco por ciento, y malformaciones congénitas, con cuatro por ciento, entre otras.

Una revisión al año

En el marco de la emisión del boleto del Sistema de Transporte Colectivo Metro para conmemorar el 140 aniversario del HNSL, el oftalmólogo dijo que una persona en buenas condiciones de salud debe realizarse una revisión ocular al menos una vez al año.

Subrayó que es indispensable hacerlo desde recién nacidos y hasta las últimas etapas de la vida, pues es posible medir errores refractivos como miopía, astigmatismo o hipermetropía y corregirlos con la prescripción de lentes o gafas.

Las personas mayores y aquellos que padecen diabetes o cáncer, por ejemplo, deben revisar con mayor frecuencia porque tienen más riesgo de padecer una degeneración macular, glaucoma o retinopatía diabética.

«De manera que la prevención juega un papel crucial para detectar alteraciones o patologías que no presenten síntomas y puedan dejar severas consecuencias en los ojos», insistió.

Síntomas a tomar en cuenta

El residente de tercer año recomendó estar a alerta a síntomas como la pérdida súbita de la vista, visión borrosa o nublada repentina y destellos luminosos, puntos negros, halos o luces, secreción en los ojos, adherencia de parpados, ojo rojo o seco, incomodidad y dolor.

«La salud visual es lo primordial porque sin la vista a dónde vamos a parar», expuso José Sergio Aguilar, quien usa lentes oscuros, tras la operación a la que se sometió en fechas recientes por desprendimiento de retina.

El señor de 65 años de edad comentó que en su situación de salud es recomendable acudir con mayor frecuencia a la revisión especializada y tomar medidas de precaución como evitar

actividades que impliquen esfuerzos físicos importantes.

Para José Luis González Cortés de 61 años de edad, el calor intenso, el polvo y el cansancio le ocasionaron cataratas, un problema de nubosidad u opacidad en el cristalino del ojo que le dificulta la visión.

«Mi edad y situación de salud me obligan a tener un tratamiento adecuado y asistir al médico cada seis meses», apuntó el empleado federal, quien mencionó que: «la vista es un sentido vital como medio para actuar por sí mismo y evitar depender de otros».

El Hospital de Nuestra Señora de la Luz (HNSL) sugirió lavarse las manos de manera constante, evitar frotarse los ojos, ver la televisión y utilizar dispositivos electrónicos a una distancia adecuada y en tiempos restringidos.

Asimismo, recomendó evitar automedicarse, sobre todo con esteroides, porque hay varios fármacos que tienen un efecto perjudicial a nivel ocular y pueden ocasionar glaucoma, hipertensión arterial y cataratas.

 


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: