Gestos faciales descifran llanto del bebé

Científicos explican que de acuerdo a la actividad de los ojos y la manera cómo llora un bebé, se puede saber si lo hace por dolor o enojo.

18/02/2013 4:35
AA
Una nueva investigación realizada por la Universidad de Murcia y la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) sugiere que los bebés lloran por enojo o miedo cuando mantienen los ojos abiertos y por dolor cuando los tienen cerrados. El estudio analizó el llanto de 20 bebés de entre tres y 18 meses.
 
No es fácil descifrar el llanto de un recién nacido, mucho más para los padres primerizos, las señales comunes son hambre, dolor, enfado o miedo, pero los adultos no reconocen fácilmente qué tipo de emoción provoca sus lagrimas.
 
“El llanto es la principal forma que tienen los bebés de comunicar las emociones negativas y, en la mayor parte de los casos, la única manera que tienen de expresarlas”, menciona el investigador de la Universidad de Valencia, Mariano Chóliz, autor de la investigación publicada en Spanish Journal of Psychology.
 
Los resultados arrojados muestran que las diferencias se presentan en la actividad de los ojos y la manera en cómo llora. Los especialistas comprobaron que tanto los gestos como la intensidad del llanto aumentan si se debe al enfado.
 
Su máxima intensidad desde el primer momento en caso de dolor y de miedo; los expertos también descubrieron cual es el grado de precisión que tienen los adultos para reconocer la emoción que provoca el llanto. 
 
De acuerdo al estudio, los padres no identifican con claridad qué emoción es la que provoca el llanto, especialmente en el caso de enojo y miedo.
 
Según Chóliz, para que los padres identifiquen este tipo de llanto, los bebés lloran cuando les duele algo y esto les provoca una reacción afectiva intensa.
 
En el momento en el que un bebé llora los músculos de su cara se caracterizan por tener una gran tensión en la frente, las cejas y los labios, la apertura de la boca y la elevación de las mejillas.
 
“Cuando están enojados la mayoría de los bebés tienen los ojos medio cerrados, con una mirada sin dirección o, por el contrario, fija y prominente. Su boca está abierta o entreabierta y la intensidad aumenta progresivamente”, aclara Chóliz.
 
Cuando tienen miedo, los ojos permanecen abiertos la mayor parte del tiempo, a veces con mirada analítica, mueven la cabeza hacia atrás y el llanto es explosivo, aumentando gradualmente la tensión.
 
En el caso del dolor, este se manifiesta con los ojos cerrados, con una mínima abertura y distante de la mirada, con la aparición de un alto grado de tensión en la zona de los ojos y el ceño fruncido, el llanto alcanza su intensidad máxima es repentina e inmediata.
(Con información de EuropaPress)

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: