Grasa afecta diagnóstico cardiovascular

La obesidad y el exceso de peso dificultan la toma de imágenes de diagnóstico de un mal cardiaco, entorpeciendo el tratamiento a seguir.

19/09/2012 9:57
AA

La obesidad no sólo es generadora de enfermedades cardiovasculares sino afecta su diagnóstico y su tratamiento, indicó el cardiólogo Sheldon Litwin, de la Universidad de Georgia, que trabaja en un estudio sobre cómo la pérdida de peso y la obesidad afectan la salud cardiaca.

“El problema es de una magnitud enorme. Todo, desde el diagnóstico de la enfermedad cardiaca hasta su tratamiento, se ve afectado por la obesidad”, asegura el especialista.

Para el médico, la solución más viable es la cirugía de bypass, la cual ha ayudado a algunos de sus pacientes a reducir hasta un 30% de su peso, además de reducir los factores de riesgo cardiovascular así como la incidencia de diabetes, presión arterial alta, niveles elevados de lípidos y apnea del sueño.

Aun cuando reconoce que la actividad física y hábitos saludables son la mejor opción para contrarrestar la obesidad, también indicó que, en algunos casos, la cirugía es la única opción para que algunas personas puedan adquirir esos hábitos.

Resaltó que los altos niveles de grasa en el cuerpo se interponen en el camino de los rayos X y las ondas sonoras que ayudan a hacer el diagnóstico de la enfermedad cardiaca, por lo que los resultados no dicen mucho respecto a la salud del paciente; y afirmó además que las camas que se utilizan para este tipo de diagnósticos no soportan a una persona que pese más de 180 kilogramos.

“Este estudio a largo plazo proporciona una evaluación objetiva de lo que vemos todos los días: la cirugía bariátrica ayuda a muchos pacientes a experimentar una transformación saludable por dentro y por fuera”, reconoció Michael A. Edwards, jefe de la sección de Cirugía Mínimamente Invasiva para las Enfermedades Digestivas en Georgia.

En otro estudio, realizado por James de Lemos, profesor de Medicina Interna en Southwestern, se indica que las personas con exceso de grasa abdominal tienen mayor tendencia a desarrollar diabetes, a diferencia de quienes tienen exceso de grasa subcutánea, concluyendo que “entre los individuos obesos, no es necesariamente la cantidad de grasa, sino la localización de ésta, lo que conduce a la diabetes”.

El estudio indica también que gracias a la diferenciación entre un tipo de grasa y otro será más sencillo combatir la epidemia de obesidad.

“El riesgo de diabetes varía ampliamente entre los diferentes individuos obesos y este estudio sugiere que al predecir quién padecerá diabetes será posible orientar el estilo de vida y los tratamientos de los que están en un riesgo más alto”, señaló el experto.

Ambos estudios fueron publicados en  The Journal of the American Medical Association (JAMA). (Con información de ABC)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: