Grasas malas elevan riesgo de depresión

Un estudio encontró que el consumo recurrente de grasas saturadas y trans elevan el riesgo de presentar depresión de hasta en un 60%.

19/05/2011 5:14
AA

Desde hace un tiempo muchos productos procesados utilizan en su publicidad un distintivo de que no contienen grasas trans, que ha sido calificada como uno de los tipos más “malos” para la salud, pero ¿sabías que esta grasa no sólo afecta en la obesidad sino que también incrementa el riesgo de desarrollar depresión?

Esto fue corroborado tras analizar a 12 mil voluntarios, el estudio fue publicado en PLoS ONE, y estuvo a cargo de investigadores de las universidades de Navarra y Las Palmas de Gran Canaria.
 
Los investigadores reportaron que cuando se inició el estudio, ninguno de los pacientes había presentado el trastorno mental, pero al finalizar 657 ya lo habían desarrollado, por lo que pudieron concluir que las personas que ingieren grasas trans tienen un 48% más de probabilidades de desarrollar depresión.
 
Por el contrario el consumir grasas monoinstarudas o poliinsaturadas ayudan a reducir el riesgo de padecer depresión entre otros beneficios y estas grasas se encuentran en aceites vegetales como el de oliva y en pescados.
 
Las trans y las saturadas son las que debemos evitar consumir porque nos perjudica el funcionamiento de nuestro cuerpo y eleva grandemente el riesgo de presentar depresión.
Las grasas saturadas  se encuentran en alimentos de origen animal como la carne,  vísceras, embutidos, piel de pollo, huevos, lácteos enteros, nata, yema de huevo, en el aceite de coco y palma, en el chocolate y en pastelería y bollería.
 
Mientras que las trans están presentes en las papas fritas y otros aperitivos fritos industriales, así como en pastelería y bollería industrial.
 
Por otro lado, este mismo estudio encontró que quienes se alimentan regularmente de fastfood incrementan hasta en 60% el riesgo de padecer depresión, y que es en los países europeos en donde esto ocurre con mayor frecuencia, especialmente en los del norte, porque en los de Europa del sur hay una mayor tendencia a consumir la dieta mediterránea. (Con información de 20 minutos)

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: