Gritar no resuelve los conflictos

Cuando una persona grita, lo importante es saber responder, ¿cómo?

19/01/2017 1:13
AA

Seguramente más de una vez has discutido con una persona que comienza a gritar porque cree que así demostrará que está en lo correcto y que es superior; sin embargo, esto no resuelve el conflicto.

Las emociones positivas como el amor o la alegría, se albergan del lado izquierdo del cerebro, mientras que las negativas como el miedo o la tristeza se ubican en la parte derecha.

Cuando estamos molestos, nuestra parte izquierda del cerebro se activa para buscar un acercamiento hacia el otro, una tendencia natural que persigue intimidar al que nos fastidia. En ese momento se produce el grito, para secuestrar la atención aprovechando la confusión que causa el estruendo.

El grito es un recurso fácil que todos utilizamos, desde niños que buscan a sus padres, los padres que responden a los hijos, lo que necesitan marcar jerarquía, los que todo lo saben, quienes no tienen más argumentos para conseguir audiencia, los narcisistas que gustan descalificar a los demás o los que se sienten impotentes cuando alguien los saca de sus casillas.

Al final todos gritan con un único objetivo: llamar la atención y acercarnos a través del enfado, para después marcar distancia.

Gritos son agresiones verbales

Gritar no resuelve ningún conflicto que se tenga, además de que es una de las formas más comunes de agresión que provoca lo siguiente:

  • Temor
  • Confusión
  • Dudar de uno mismo
  • Ofensa

Cuando una persona comience a gritar, lo importante es saber responder, pero ¿cómo?

Escucha sin interrumpir

No reacciones ante las palabras hostiles, pero no alargues inútilmente la conversación si no lleva a ningún lado.

Cuando escuches algo con lo que no estás de acuerdo, repite en silencio lo que piensas.

Enfría tu enojo

Antes de responder, relaja tu estado de ánimo con respiraciones profundas y contando hasta 100 o la cantidad que consideres.

Al estar enojado no pensarás claramente, pero una vez tranquilo, podrás evaluar si la relación con esa persona vale la pena como para hablar o dejar así las cosas.

No te enfades

Utiliza técnicas de comunicación asertiva como son:

  • Explícale la situación concreta de lo que te molesta
  • Deja en claro que no te gusta que te griten
  • Dile con voz serena cuál es el tono con el que de verdad puedes escuchar
  • Evita posturas sumisas, intentar caerle bien o dar demasiadas explicación

¿Y si tú eres el que grita?

Cuando tú eres quien comienza a gritar, lo que debes hacer es lo siguiente:

  • No dramatices, relativiza
  • Cambia el “ellos deberían” por el “me gustaría que ellos”
  • No pongas etiquetas negativas
  • Espera a que el otro de su versión y escúchala con atención.

Recuerda que la ira daña tu salud, al igual que si la albergas en tu interior. Es importante que sepas expresar tus emociones de una forma sana y respetuosa.

(Con información de El Mundo)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: