Guía para cuidar a un perro mayor

Al llegar a la tercera edad, hay que cuidar la alimentación y el ejercicio

01/06/2016 3:34
AA

Abrir tu hogar a un perro, requiere de mucha responsabilidad, dedicación y cuidados de acuerdo a su raza, tamaño y edad, pues un cachorro no tiene las mismas necesidades que un adulto mayor.

Cuando el perro es cachorro, se le deben marcar límites, enseñar a ir al baño, darle una correcta alimentación y ayudarlo a explorar el mundo, pero cuando alcanza la tercera edad, hay que modificar sus cuidados.

Para saber en qué momento el perro alcanza la vejez, el médico veterinario Gustavo Osorio Vázquez, explica que hay que considerar su tamaño.

“Por ejemplo, un perro de raza gigante se dice que es de la tercera edad después de los cinco años, uno mediano a partir de los seis y uno pequeño, a partir de los siete años”, explica.

El especialista explica que uno de los principales cambios que se deben realizar en esta etapa, es la alimentación, la cual debe ser baja en grasas y proteínas, ya que su metabolismo es más lento y consumirlo, provoca aumento de peso.

“Existen fórmulas avanzadas que contienen elementos como  L-carnitina , que usualmente se utiliza como quemador de grasas, pero que realmente no las quema sino que la transporta al interior de la célula para ser utilizada como energía. También se les agregan sustancias que nutren el cartílago de las articulaciones para evitar enfermedades relacionadas con la edad”, dice.

En el caso del ejercicio, el especialista señala que no se debe evitar, sólo cambiar un poco la forma de hacerlo dependiendo las condiciones del animal. Lo ideal es salir a caminar 20 o 30 minutos diarios o jugar con una pelota.

Sobre su estado de salud, se debe visitar al veterinario cada seis meses o al año para hacer revisiones orales, continuar con el sistema de vacunación, llevar un control parasitario, revisar si no tiene tumoraciones, problemas de azúcar o cambios en su digestión.

En este sentido, explica que algunas razas son más susceptibles a ciertas enfermedades, por lo que al llegar a esta etapa y a lo largo de su vida, hay que poner énfasis en los cambios que pueda presentar.

Los padecimientos más comunes en relación a las razas son:

  • Cáncer: bóxer, labrador
  • Problemas de articulaciones: labrador, mastínes, rottweiler, gran danés
  • Problemas digestivos: pastor alemán
  • Problemas orales: razas pequeñas

“En el caso de los problemas articulares, la gente asocia los malestares con la edad, pero realmente no es la edad. Si se atiende y mantenemos la articulación sana, el perro puede seguir corriendo y jugando como antes”, indica.

Asimismo, cualquier raza puede presentar enfermedades relacionadas con la edad como la diabetes, fallas renales, problemas hepáticos o cardíacos.

Por otro lado, resalta que sin importar la edad del perro, hay que poner especial atención a la alimentación y evitar darles comidas diferentes a sus croquetas, pues además que favorece la obesidad, provoca que estén pidiendo comida constantemente.

Otro aspecto que Osorio Vázquez menciona, es que los perros mayores son fieles y dan la misma intensidad de cariño que uno de cualquier edad; sin embargo, muchas veces sufren discriminación sobre todo al momento de adoptar.

“Por un lado es más emotivo adoptar un cachorrito, porque se considera más indefenso y despierta muchos sentimientos, pero un perro adulto está más hecho y hay que dedicarle menos tiempo. Ellos también van a ser perros fieles que nos pueden acompañar. Hay que darles una oportunidad”, resalta.

 


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: