Guía rápida para controlar la glucosa

El médico puede prescribir hipoglucemiantes orales o insulina.

14/11/2017 8:00
AA
control de la glucosa

La glucosa en ayuno ideal debe ser menor a 100 mg/dL y hasta los 130 mg/dL.

El control de la glucosa es primordial en el tratamiento de la diabetes mellitus. La diabetes mellitus es una enfermedad crónica en la que influye más de un factor para su desarrollo.

Te recomendamos: Esta alga sí sirve para la diabetes

Entre los factores para el desarrollo de diabetes mellitus, están: padres diagnosticados con diabetes mellitus, sobrepeso, obesidad, sedentarismo, triglicéridos y colesterol elevados.

Otros factores relacionados son el de estrés, hábitos de alimentación inadecuados e insomnio.

En el marco del Día Mundial de la Diabetes, te presentamos una guía rápida para mantener el control de la glucosa y llevar tu tratamiento de diabetes con éxito.

Control de la glucosa: ¡fácil!

Los síntomas. Responde a las siguientes preguntas para identificar los síntomas de diabetes:

¿Sientes la boca seca pese a tomar líquidos de forma abundante?

¿Tu orina es demasiado clara?

¿Orinas en gran cantidad?

¿Sientes hambre aun cuando comes las cantidades adecuadas e indicadas para ti?,

¿Te sientes más cansado sin haber realizado actividades exhaustivas o extra?

¿Tu piel, está más seca?

¿Tu peso varía constantemente sin ser tu objetivo?

Si respondiste sí a 1 o 2 preguntas, realiza una prueba para medir tu nivel de glucosa en sangre.

Si tu medición resulta mayor a 126 mg/dL, será necesario que acudas con un médico y con un nutriólogo.

Medicamentos. Siempre deben ser prescritos por el médico y pueden ser hipoglucemiantes orales o insulina.

Actividad física. Se recomiendan caminatas de 30 minutos al día, sin embargo, se sugiere acudir con un fisioterapeuta en casos de obesidad u otros problemas que dificulten la movilidad.

Parámetros. La glucosa en ayuno ideal debe ser menor a 100 mg/dL y hasta los 130 mg/dL.

Aceites. Los aceites vegetales deben preferirse y ser consumidos en forma cruda.

Evitar. Alimentos de origen animal con grandes cantidades de grasa, por ejemplo: chorizo, queso de puerco, longaniza, chicharrón, manteca, piel de pollo y bordes grasos en cortes e carne.

Prefiere. Los cereales sin azúcar como la tortilla, arroz, avena, sopa de pasta, galletas tipo María.

(Elige variedades integrales para añadir fibra en tu alimentación).

Frutas y verduras. Consume 5 porciones, pero de la siguiente manera: 3 verduras y 2 frutas.

También te sugerimos: ¿Cómo ayudan los perros a personas con diabetes?

Guías rápidas y sencillas a tu alcance

Recuerda evitar el consumo de azúcares simples, como los que contiene la miel, piloncillo, jarabes, dulces, mermeladas, ate, pasteles, jugo y pan de dulce.

Consume agua potable (1.5 a 2 litros). Un tip “de oro” es que elimines el consumo de refrescos, en una semana, notarás la diferencia. Te reto.

Ojo: Mantente pendiente a nuestras guías, ya que en los próximos días, te compartiremos más estrategias y claves para el control de la glucosa y el apego a tu tratamiento para la diabetes mellitus.

¡Tú puedes!


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: