Hacer balance de fin de año puede ser dañino

El problema radica en que mucha gente solo se enfoca en ver lo negativo y en lo que no lograron hacer en el año.

31/12/2015 8:46
AA

Hacer balances al final del año es algo muy común y aunque es bueno hacer un recuento de lo vivido, expertos indican que también puede ser dañino para la salud.

De acuerdo al portal Clarín, esto se debe a que la gente suele concentrarse en los aspectos negativos y en las cosas que no lograron hacer en el año, lo que causa problemas a la salud emocional.
 
Denise Benatuil, doctora en Psicología, especialista en manejo del estrés y directora de la licenciatura en Psicología de Universidad de Palermo, señala que usualmente las personas buscan terminar todo antes del 31 de diciembre, como si se tratara del fin del mundo provocando que aumenten los niveles de ansiedad y por consiguiente que se repare solo en lo que no funcionó.
 
Por otra parte, Adriana Alonso, especialista en psicocardiología de la Fundación Cardiológica Argentina, indica que los balances son buenos para que uno pueda replantearse objetivos, no para que nos enfoquemos en lo que no se pudo lograr y en caso de que esto predomine, lo recomendable es tomar esa negatividad y transfórmala en algo positivo.
 
Sobre estos pensamientos negativos, Fernanda Giralt Font, psicóloga y directora de “Ineco bienestar”, menciona que éstos nos vuelven “quejosos crónicos”, por lo que es necesario desafiarlos.
 
“La idea es identificar cuándo uno está teniendo un pensamiento negativo y ver qué otras formas posibles tiene de interpretar esa misma situación. Por ejemplo: pasó alguien conocido y no te saludó, por lo que asumes que no quiso saludarte y eso dispara ansiedad, malestar, frustración, angustia. Si uno detecta que es sólo un pensamiento negativo y se pone a pensar que puede ser que no nos haya visto o que haya estado distraído, puede evitar todo ese malestar”, dijo.
 
La especialista Alonso explica que una forma para hacer un buen balance del año y evitar caer en la negatividad, es hacer una lista de lo bueno y malo, porque de esta manera reflexionaremos de lo vivido además de que nos ayudará a planificar el año siguiente.
 
“Uno tiende a pensar en forma dicotómica (“fue el mejor año de mi vida” o “fue un desastre”) y llevarlo al papel sirve mucho porque le saca la inmediatez del pensamiento automático y ayuda a reflexionar. Así, el ‘no logré nada’ se vuelve relativo”, puntualizó.
 
(Con información de Clarín)
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: