¿Has experimentado la confusión del pezón?

Cunado un bebé se acostumbra a un biberón rechaza la mama y cuando está acostumbrado a lactar, rechaza el biberón, pero se puede evitar.

25/11/2011 10:04
AA

Cuando nacen los bebes tienen características únicas que les proveen las herramientas para sobrevivir durante esa etapa y muchas de ellas se van perdiendo con la edad, una de ellas su capacidad lingual para poder tomar la leche del seno materno.

Sin embargo, esta capacidad puede modificarse si el bebé se alimenta desde un inicio con un biberón, pues por más diseños que ha habido en el mercado a lo largo de los años, la punta del chupón siempre ha sido rígida, lo cual evita el movimiento natural de la lengua del bebé creando una fricción y un descontrol en la cantidad de leche que pasa por el orificio del chupete.

Entonces, el bebé se acostumbra a ese modo y en cuanto la mamá quiere que el bebé tome de su pecho, el niño va a rechazarlo, pues ya no tiene la capacidad ondulatoria lingual que permite la extracción de la leche de la madre.

O por el contrario, cuando un bebé ha sido correctamente alimentado por varios meses del seno materno y luego la madre tiene que ir a trabajar y empieza a querer que el bebé coma de un biberón, el bebé rechaza el biberón y llora porque tiene hambre.

Esto es justamente lo que se le conoce como “confusión del pezón”, para evitar esto, Tuki Ono, del Centro de Investigación y Desarrollo Pigeon en Japón, indicó que es de suma importancia que el biberón funcione igual que la pecho, “así cuando la madre pueda darle directamente el bebé comerá con gusto y sin problemas y cuando requiera del biberón tampoco habrá contratiempos”.

Hasta el momento esto había sido imposible de replicar, incluso para Pigeon, una empresa japonesa que fabrica productos para lactantes y sus madres y en donde Ono es una de las investigadoras.

Tras 10 años y más de 50 estudios con cámaras y ultrasonidos, este centro de investigación en conjunto con la Escuela de Medicina Pediátrica Tokio Jikei, y Japan Medical Center, logró crear un chupete que asemeja el pezón de la mama en tamaño, forma y paso de leche para que el bebé pueda realizar correctamente sus movimientos ondulatorios.

El secreto, dijo Ono, está en “ser un chupón ancho que permite al bebé colocar sus labios en posición abierta tal y como lo hace con la mama, una textura en la parte ancha que evita la fricción y una punta suave en tamaño chico y extra chico que según la edad del bebé, fluye la leche a sus necesidades”.

Y así “la mamá puede amamantar a su bebé cuando pueda estar presencialmente con el y extraerse la leche para dársela por medio del biberón cuando no pueda hacerlo presencialmente sin que ocasione rechazo y no exista la confusión del pezón”.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: