Hay madres que sufren “fiebrefobia”, ¿qué es?

La fiebre es la respuesta natural del cuerpo a la enfermedad; reducirla puede prolongar la dolencia, sólo hay que tratarla si el niño está incómodo.

23/01/2013 8:53
AA

 La fiebre es uno de los motivos frecuentes de consulta para los pediatras, y es que siempre está justificada la precaución, pero con medida, pues la alarma exagerada no es conveniente, ya que detona en fiebrefobia, es decir, miedo a la fiebre.

Esto se puede diagnosticar cuando ante la mínima subida de temperatura corporal del bebé, los padres nerviosos experimentan una angustia injustificada por el estado de salud de sus hijos, que los lleva la necesidad de acudir inmediatamente a un servicio de urgencias o al pediatra y suelen administrarle medicación innecesaria.

Un informe de la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) recuerda a los padres que la fiebre por lo general es sólo la respuesta natural del cuerpo contra la enfermedad, que reducirla podría en realidad prolongar una dolencia y, en general, sólo hay que tratarla si ésta hace que el niño se sienta incómodo.

Muchas veces el miedo de los padres a la fiebre del niño, la fiebrefobia, “surge por desconocimiento y por la creencia de que ésta puede ser perjudicial y provocar convulsiones, que sólo se presentan en 4 de cada 100 casos”, agregaron los pediatras.

En este sentido, los especialistas explican que “los antitérmicos, es decir, los medicamentos para bajar la fiebre, frecuentemente no son tan eficaces como se cree, y suponen un gasto energético injustificado en niños pequeños”.

Por lo que aconsejan “hablar a las familias de la necesidad eventual de analgésicos y no de antipiréticos o antitéticos” y añaden que, “debe tratarse el dolor o las molestias que causan la fiebre y no la fiebre en sí misma”.

Según un informe de la Academia Estadounidense de Pediatría ante la fiebre hay que actuar en función de la edad y temperatura del niño. Hay que llamar al médico:

  • Si un bebé de menos de tres meses tiene 38 ºC o más de fiebre
  • Si un bebé de entre tres y seis meses tiene 38 ºC o más de temperatura.
  • Si un niño mayor tiene una fiebre de 39.4 C o más.

Por lo que, recuerde que si su pequeño tiene alta temperatura acompañada de letargo, dolor de cabeza, sarpullido, problemas para respirar o deshidratación, es el momento adecuado para medicarlo, antes no, ya que sus órganos no están lo suficiente maduros para procesar la medicación a veces. (Con información de 20 minutos.es)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: