Hijos de padres fumadores, con mayor riesgo de leucemia

El riesgo aumenta al fumar más de 5 cigarros al día durante el embarazo y tras el parto

07/04/2017 1:58
AA

La leucemia es uno de los tipos de cáncer más frecuentes en los niños y aunque existen diversas causas, recientemente se ha encontrado una que podría relacionarse con la enfermedad: el tabaquismo.

De acuerdo a un grupo de investigadores de la Universidad de California en San Francisco (UCSF), el tabaquismo de los padres podría provocar cambios genéticos específicos en las células tumorales de los niños con leucemia linfoblástica aguda, un tipo de neoplasia tiene su origen en los linfocitos en la médula espinal y aunque el riesgo de padecerla antes de los 5 años de vida es muy alto, es más frecuente en la población adulta

“Estamos viendo la evidencia de los efectos tóxicos del humo del tabaco en los genes”, explicó Adam de Smith, investigador principal.

Smith indicó que se ha observado que estas deleciones genéticas, no son heredadas de los padres, sino que son adquiridas en las células inmunes del niño, lo que indica que esto ocurre durante el embarazo o poco después del parto.

El estudio

Los investigadores analizaron las muestras de tumores de 559 pacientes antes de ser tratados para observar si faltaban alguno de los ocho tipos de genes que a menudo se suprimen en estos pacientes, y si alguna de éstas, se relacionaba con los padres.

Al observar la información, se encontró que dos tercios de las muestras contenían por lo menos una de estas supresiones, siendo los hijos de padre y madres que habían fumado durante el embarazo y después del parto, los más afectados.

Fumar más de 5 cigarros, incrementa el riesgo

Los investigadores sindicaron que aquellos padres que fumaron más de cinco cigarros durante el embarazo, tuvieron un 22% mayor riesgo en el número de mutaciones. Cuando se consumieron durante la lactancia, hubo un aumento del 74%.

Los que fumaron esa cantidad antes de la gestación, sólo registraron un riesgo entre el 7 y 8%.

Otro aspecto que se observó, es que los niños eran más propensos a los efectos del tabaquismo por parte de la madre. La razón podría deberse a que ellos suelen crecer más rápido que las niñas, lo que incrementa su vulnerabilidad al desarrollo de linfocitos en toxinas que causan daño genético.

Pese a los resultados, los investigadores aclaran que en algunos casos la teoría podría ser errónea, ya que se basaron únicamente en el testimonio de los padres sobre su consumo de cigarros.

A pesar de ello, añaden, esto ayuda a reforzar la importancia de que los padres dejen de fumar, sobre todo si están esperando un bebé.

(Con información de Infosalus)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: