Papás que se ejercitan tienen hijos más saludables

Mejora el metabolismo de la glucosa, disminuye el peso y masa grasa

23/10/2018 5:40
AA
Hijos sanos

Las personas que desean tener hijos en un futuro cercano deberían empezar a hacer ejercicio para tener hijos sanos. De acuerdo con un estudio dirigido por Kristin Stanford, investigadora de la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Ohio en el Centro Médico Wexner.

Según el análisis, los padres que se ejercitan causan un impacto significativo en la salud metabólica de los hijos, desde la niñez hasta su edad adulta.

Te recomendamos: Prueba de talón detecta enfermedades metabólicas en bebés

Hacer ejercicio para tener hijos sanos

Mediante el estudio de roedores y observación en toros, la doctora Stanford busca aprender sobre la enfermedad metabólica y su prevención a nivel celular.

La investigación consistió en analizar cómo el régimen de ejercicio de un padre afecta la salud metabólica de sus hijos. Los médicos observaron que la descendencia adulta de toros que hacían ejercicio, mejoró el metabolismo de la glucosa, disminuyó el peso y la masa grasa.

De acuerdo con la científica, “la descendencia de los papás alimentados con una dieta alta en grasas tuvo un peor resultado, eran más intolerantes a la glucosa. Pero cuando el padre hizo ejercicio incluso con dieta alta en grasas, mejoró la salud metabólica en su descendencia adulta”.

Con base en los resultados de los estudios, se determinó que ambos padres ejercen efectos para mejorar el metabolismo y salud de los hijos. Por lo que representaría un descubrimiento muy importante para la salud de la próxima generación.

Conoce más sobre: Dieta orgánica puede ayudar contra el cáncer

Hijos sanos

Genética de los padres sí influye en el metabolismo de los hijos

Cada vez existen más pruebas que confirman la influencia genética de los padres en la obesidad y programación metabólica de sus hijos. En este sentido, estudios recientes vinculan el desarrollo de diabetes tipo 2 con la alteración de la salud metabólica por la mala alimentación de los padres.

Se sabe que en los hombres adultos, la obesidad afecta los niveles de testosterona. Por lo que el número de espermatozoides y la motilidad disminuye.

Con respecto a lo anterior, el equipo de investigadores encontró que el ejercicio causó cambios en la expresión genética del esperma del padre. Asimismo, se suprimieron los malos efectos alimenticios y esto se transfirió a la descendencia.

En tanto, se prevé que si un hombre está pensando en tener hijos puede empezar a hacer ejercicio moderadamente incluso un mes antes de la concepción. De manera que pueda tener un efecto benéfico en la salud de su esperma y de sus hijos a largo plazo.

 


1 comentario

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: