Ser bonita era lo que importaba en Hollywood: ex actriz

Mara Wilson narra cómo paso de ser una niña famosa a una actriz olvidada

21/09/2016 1:17
AA

Mara Wilson, la actriz que dio vida a la famosa “Matilda” cuando tenía ocho años, ha revelado que cuando era pequeña, Hollywood la aclamaba, pero cuando creció, ya no fue tomada en cuenta.

En su libro “Where am I now?” (¿Dónde estoy ahora?), la ex actriz narra cómo fue su experiencia de ser una de las niñas más cotizadas, a sólo ser llamada para papeles secundarios como la amiga “gorda” de las adolescentes más agraciadas como Kristen Stewart, y terminar con una vida “miserable” y acomplejada.

La trayectoria de Mara

La joven comenzó a audicionar cuando sólo tenía tres años y su primer papel lo obtuvo años después en la producción “Papá por siempre”, donde encarnó a la hija menor del fallecido actor Robbie Williams.

Gracias a su impecable presentación, fue incluida en el selecto grupo de actores infantiles, por lo que después la llamaron para participar en la nueva versión de “Milagro en la calle 34”.

“Me encantó Susan de inmediato: parecía inteligente”, reveló.

En ese momento  y con tan sólo seis años de edad, se dio cuenta cómo era realmente Hollywood.

Era “demasiado tierna”

Aunque en un principio el guión le encantó a Mara y su madre, se fue desencantando conforme avanzaba la filmación.

Los cambios del director fueron quitándole inteligencia a su personaje y volviéndola cada vez más tierna. Por ejemplo, le daban palabras impronunciables para una niña de edad o se iba a la cama con un lazo en el pelo.

Cuando la madre cuestionó los cambios, la respuesta siempre era la misma: “porque se ve tan tierna”.

Esto generó diversas críticas, pero hubo una “particularmente brutal” que Mara no olvida.

“En vez de apuntar a directores y productores que tratan a los niños como muñecas, reservo su ira para mí. Cuando me veía sonreír, todo lo que quería era -y la cito textual- ‘zarandearla de sus pequeños y adorables hombros hasta que sus dientes chirreen”.

El inicio de la pubertad no fue sencillo

En medio de la filmación de Matilda, cuando tenía ocho años, Mara deseaba crecer y tener la libertad de sus hermanos adolescentes; sin embargo, la pubertad fue un cambio muy fuerte en su vida.

Infortunadamente, poco después del estreno de Matilda, su madre falleció por un cáncer fulminante, por lo que se alejó de la actuación.

Desde ese momento hasta los 11 años, rechazó varios papeles, pero regresó con la filmación de “Thomas y el tren mágico”.

Mara había conocido a Britt Allcroft, una directora “gentil, un poco excéntrica, como una abuela, quien estaba llena de ideas”. Debido a esto, no pudo decir que no.

La filmación duró un mes en la Isla de Man (Reino Unido) y otro en Toronto, Canadá, a los que acudió sola porque su padre tenía que viajar.

Durante ese tiempo, Britt conversó con la joven y le dijo algo que nunca olvidaría.

“Mara, cuando comenzamos a filmar todavía eras una niña, pero ahora creciste, tienes 12 años. Tu cuerpo ha cambiado. Y nos dimos cuenta de esos cambios al revisar las tomas. Así que tal vez podrías usar un sostén deportivo…”, dijo.

Por ello, su cuidadora Lucy le dejó diversos sostenes deportivos en su cama, lo que le hizo romper en llanto.

“La pubertad había llegado y yo fui la última en enterarme”, señaló.

En ese momento, su carrera comenzó a destruirse.

Un día mientras navegaba en internet, descubrió fotografías suyas que eran utilizadas como fetiche sexual, las cuales con programas de edición, habían utilizado su cara en el cuerpo de una adolescente. Sólo tenía 12 años.

“Mi familia había cambiado, mi cuerpo había cambiado, mi vida había cambiado”, narra.

La ternura no sirve en Hollywood

Los cambios fueron más claros cuando audicionó para la película “Catch that kid” por la que hizo todo menos rogar, pero que aun así el papel fue dado a Kristen Stewart.

En otra audición para una serie de televisión, el director le dijo que era perfecta pero para el papel de la “amiga gorda” de la que todos reían.

“Fue entonces cuando entendí que las cosas habían cambiado. A los 13, ser bonita era lo que importaba. Y no sólo en el mundo del cine y la televisión”, dijo.MATILDA

No tenía lo necesario para seguir en Hollywood

Cuando tenía 16 años, leyó en una revista, la historia de una niña actriz que había tenido que cambiarse de colegio a uno especial para actores porque sufría burlas.

A la menor, la había conocido hace un par de años en una conferencia de niños actores y aunque la pequeña narraba lo que había vivido, se mostraba emocionada sobre su nueva película con Bill Murray.

En ese momento, Mara notó que la actriz lucía como una mujer, extremadamente bonita por lo que tenía lo necesario para seguir en Hollywood.

“Supongo que si le muestras una foto mía a 10 extraños probablemente entre cuatro y cinco me encontrarían atractiva. Pero eso no era suficiente para Hollywood, donde una actriz debe ser atractiva para ocho o nueve de diez personas para recién ser considerada como la mejor amiga de la protagonista”, cuenta.

A 20 años de su caracterización de Matilda, enfatiza lo que dirá a todos aquellos que le quieran decir cómo ser más bonita.

“La próxima vez que alguien escondido detrás de un nombre de usuario de internet quiera decirme cómo ser más bonita (…) les voy a contar sobre cómo es pasar la pubertad en el ojo público luego de que mi madre muriera de cáncer (…); les voy a decir cómo se siente encontrar una página web con fotos tuyas desnuda a los 12 años; les voy a contar que conozco los dos lados de ser ‘tierna’ y en ambos casos sólo me hizo sentir miserable”.

(Con información de BBC)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: