Homosapiens, modelo para los deportistas

Especialistas indican que adoptar estilo de vida de la era paleolítica aumenta el rendimiento en los atletas.

11/09/2013 9:47
AA

Los juegos olímpicos son cada cuatro años en el cual participan más de 10,000 deportistas, que dedican todo su tiempo a entrenar y lograr resistencia, fuerza y velocidad para destacar en la disciplina en la cual participarán. 

Ningún atleta tiene las mismas condiciones, no es lo mismo el entrenamiento de un boxeador amateur al de un corredor de 100 metros planos. Pero todos tienen una misma característica: Son Homo sapiens. Es decir, comparten un genoma que es el resultado de la evolución y que escapa a su control individual.

Investigadores de la Universidad Católica de Brasilia (Brasil), junto con la investigadora independiente Laurinda Abreu, han publicado un artículo en la revista Sports Medicine en el que afirman que cuanto más parecido sea el estilo de vida del deportista moderno al de sus antepasados, las adaptaciones al entrenamiento serán mejores y, por lo tanto, el rendimiento también.

Las actividades que realiza un deportista a la hora de su entrenamiento no se pueden alejar demasiado de las expectativas que se tiene a la hora de la competencia; sin embargo, sí se pueden hacer modificaciones en el estilo de vida y en el entrenamiento que afectarán positivamente a su adaptación fisiológica, es lo que indican especialistas profesor e investigador de la Universidad Católica de Brasil. 

Los cambios genéticos ocurren muy lentamente debido a la evolución en el Homo sapiens, mientras que la actividad física y los hábitos alimentarios han experimentado cambios muy rápidos en pocos siglos. Sin embargo el entorno y las condiciones para la supervivencia son muy distintas a las que hoy presentamos, por lo que hay un desajuste grande entre nuestra carga genética, que está adaptada a unas exigencias determinadas favorecidas por la evolución durante millones de años.

Menos carbohidratos

Los expertos tienen reportes en donde se sabe  que nuestros ancestros homínidos vivieron predominantemente en condiciones de hipoxia moderada. Esto quiere decir que tenían  menor presión de oxígeno, oscilaba entre 1.000 y 2.000 metros de altitud, mientras que los carbohidratos eran casi nulos en la ingesta de alimentos que hoy en día. “Existen evidencias científicas que sugieren que vivir en condiciones de hipoxia mejora los resultados principalmente en deportes de resistencia, aunque también hay ya algunas pruebas en deportes de equipo. Otro ejemplo se refiere al ayuno y al entrenamiento” es lo que los especialistas indican. 

Los estudios revelan que incluir carbohidratos en la dieta es lo más favorable por la pérdida de calorías que se tienen por la demanda en los esfuerzos físicos, también se ha demostrado que la señalización molecular necesaria para la adaptación muscular es mayor cuando se entrena con poca carga de carbohidrato en determinadas circunstancias. Los científicos aseguran que la dieta de los antepasados era muy inestable, ya que en algunas épocas del año eran muy abundantes mientras que en otras era muy escasa.

No muchas horas sentado

Los atletas de resistencia son destacados por los investigadores porque la mayor efectividad del entrenamiento es polarizado en el cual entrenan con poca intensidad a pesar de que sus competencias para las que se preparan son de alta demanda e intensidad.  “En este sentido, una estrategia muy interesante para adaptar este concepto a los deportes intermitentes, como el fútbol o el tenis, sería controlar que fuera del entrenamiento regular se practique un ocio activo de baja intensidad, sin pasar muchas horas sentados o tumbados, para favorecer las adaptaciones fisiológicas del entrenamiento específico”, Concluyen los especialistas. (Con información de abc.es) 

 

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: