Huevo, clave en la fabricación de vacuna contra influenza

La nueva planta de antígenos de Sanofi-Aventis, aliviará la salud económica de productores de huevo de tres estados del país.

15/10/2010 10:45
AA

Hasta 130 mil piezas de huevo por día se procesarán en la nueva planta de antígenos vacunales Sanofi-Aventis, pues estos son indispensables para incubar miles de virus vacunales, que posteriormente se transforma en antígeno, es decir, en el ingrediente activo contra la influenza.

Lo anterior se explicó durante el recorrido por la nueva planta de Sanofi-Aventis, inaugurada esta mañana por el presidente Felipe Calderón, acompañado por el gobernador mexiquense Enrique Peña Nieto; el secretario de Salud, José Angel Córdova Villalobos y los directores del IMSS y del ISSSTE, Daniel Karam y Jesús Villalobos López, respectivamente.

Por tal causa, se considera que la producción de antígenos contra la influenza servirá también a favor de la salud financiera de los productores de huevo de los estados de México, así como de los municipios de Tehuacán, Puebla y de Los Altos de Jalisco, de donde se abastecerá.

Es de señalarse que el proceso de la elaboración de la vacuna comprende, en primer término, la optimización de las condiciones de multiplicación del virus. El virus vacunal híbrido, el cual proporciona la Organización Mundial de la Salud, se somete a distintas pruebas de calidad, para posteriormente dar paso a su multiplicación en huevos de gallina. Esta etapa tarda aproximadamente tres semanas.

Los huevos deben de tener entre 9 y 12 días de fecundados para que se les inyecte el virus vacunal, seguidamente se incuban durante dos o tres días para favorecer la multiplicación vírica y de inmediato se extrae la clara de huevo, que contiene muchos millones de virus vacunales, y estos se separan luego de aquella.

El virus parcialmente puro se destruye con sustancias químicas y seguidamente  las proteínas del virus se purifican y se obtienen cientos de millares de litros de proteína vírica purificada que constituye el antígeno,  el cual es el ingrediente activo de la vacuna.

Se requieren aproximadamente dos semanas para producir cada lote de antígeno, y cada pocos días se puede empezar la producción de otro lote. El tamaño del lote depende de la cantidad de huevos que se puedan obtener, inocular e incubar. Se producen tantos lotes como sea necesario para obtener la cantidad necesaria de vacunas.

Posteriormente se traslada al control de calidad, donde empezará ya la tarea de Birmex una vez que sea concluida la nueva planta, donde se procederá al envasado y distribución de las vacunas.
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: