Humo de cigarro, más peligroso de lo que parece

El humo de segunda mano podría provocar enfermedades cardíacas, por lo que se requiere reforzar medidas anti tabaco.

11/03/2013 6:51
AA

 Mientras una persona que no fuma se expone al humo de tabaco de segunda mano, tiene mayores posibilidades de que desarrolle señales de enfermedad cardíaca, según un nuevo estudio.

 
Esto sugiere que el humo de segunda mano es mucho más peligroso de lo que se esperaba, mencionan los investigadores.
 
Para la realización del estudio se fueron objetos de observación casi 3 mil 100 personas sanas de entre 40 a 80 años de edad, que no tenían el hábito de fumar. El 26% de los expuestos a diferentes niveles de humo mostraron señales de calcificación de la arteria coronaria.
 
Las personas que se pasaban mayor tiempo de exposición al humo presentaban mayor calcificación (acumulación de calcio en las paredes arteriales).
 
Tomando en cuenta más factores de riesgo cardíacos, se llego a la conclusión que las personas que se expusieron a niveles bajos, moderados y altos de humo de cigarro tenían de 50 a 60 e inclusive 90 por ciento de posibilidades, de mostrar calcificación que los que casi no se exponían.
 
La salud de las personas que se afectaron por el humo de segunda mano sobre la calcificación de la arteria coronaria se mantuvieron independientemente si la exposición fue en la etapa adulta o en la niñez, según los estudios.
 
“Esta investigación provee evidencia adicional de que el humo de segunda mano es nocivo, y que podría ser incluso más peligroso de lo que pensábamos”, comenta el doctor Harvey Hecht, director asociado de imágenes cardíacas y profesor de medicina del Centro Médico Mount Sinaí.
 
La investigación aporta información y evidencia ante la necesidad de prohibir fumar en lugares públicos, además de la aplicación de otras medidas para la protección de los no fumadores.
 
“En realidad hallamos que el riesgo de la exposición al humo de segunda mano es un factor de riesgo equivalente o más potente que otros riesgos bien establecidos, como el colesterol alto, la hipertensión y la diabetes. La exposición pasiva al humo parece predecir independientemente tanto las probabilidades como el alcance”, añadió Hecht.
 
Para prevenir la enfermedad cardíaca, el conocimiento del humo de segunda mano debe formar parte de los exámenes médicos de rutina, sugieren los especialistas.
 
“El humo de tabaco puede dañar las arterias coronarias de los no fumadores de muchas formas distintas, lo que puede llevar a la formación de placa y luego a ataques cardíacos, así que esto da más a la imposición de las prohibiciones de fumar”, añade Hecht en comunicado de prensa.
 
Los resultados del estudio será presentados en la reunión anual del Colegio Americano de Cardiología.
(Con información de Medline Plus)

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: