Identifica el humor adolescente

Aunque haya vínculos de confianza, a veces los jóvenes no se sienten bien para contar lo que les pasa, en este caso, se debe evitar insistir.

20/01/2011 8:50
AA

El trato con los adolescentes debe ser muy cuidadoso aunque se hayan desarrollado correctamente los vínculos de confianza, señala la Logo terapeuta Patricia Velásquez(*).

La especialista dijo a SUMEDICO que muchas veces los hijos no están de humor para contar sus cosas y menos si se les insiste, aún cuando se les nota extraños.

“Por ello es que hay que aprovechar cuando empiezan a platicar contigo, y las únicas preguntas que deben hacérseles son: ¿cómo te sientes tú o como te gustaría que fuera?, pues lo demás ellos lo irán contando, porque si detectan que queremos sacar información de más, la negarán y se romperá la plática”.

La clave , señaló, es reafirmarles su autoestima siempre, y reconocerles siempre que hagan algo bueno, así como evitar a toda costa la ridiculización frente a terceros, especialmente si son sus amigos.

Técnicas de negociación

Para la psicóloga Aurora Jaimes (**), la negociación siempre debe estar en un punto medio, donde los padres y los hijos estén de acuerdo, y platicar previamente sobre las reglas y las sanciones en caso de transgredir lo pactado.

Sin embargo la especialista menciona que esto no significa ser completamente intransigentes o negarle al hijo la posibilidad de experimentar cosas y encontrar su camino con base en sus propias caídas.

“La negociación es un estira y afloja en donde debe haber flexibilidad por parte de los padres, pero también acato por parte de los hijos”, dice la especialista.

Para Aurora Jaimes uno de los puntos básicos es explicarles todo a los hijos para que puedan comprenderlo y se enteren que una regla no se estableció sólo porque “yo lo digo”, sino porque debe ser de determinada forma para empezar a demostrar responsabilidad y poder ir tomando cada vez más decisiones en forma sana.

Por ello la psicóloga hace énfasis en que si una regla se trasgredió la sanción debe aplicarse en el tiempo y forma establecido, “para las sanciones no hay renegociación”, afirma la psicóloga.

Claro que, la especialista dice “si verdaderamente hubo un problema como el que se ponchó la llanta o robaron el coche”, la sanción en ese momento no se aplicará y se debe acudir a apoyar a los hijos, pues ésta será una prueba que “les estamos dando para que sepan que estamos ahí para ayudarlos y que pueden siempre confiar en nosotros”. 

(*) Logo terapeuta por la Sociedad Mexicana de Análisis Existencial y Logoterapia (SMAEL)
Consultorio: 55-98-78-80
(**) Psicóloga del Hospital Ángeles del Pedregal
Correo:  aurorajaimes@gmail.com
Consultorio: 51-35-60-11
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: