Identifican proteínas claves del melanoma

Es posible que dichas oncoproteínas puedan convertirse en referentes farmacológicos para futuros tratamientos de la piel.

24/07/2013 9:16
AA

Un grupo de proteínas Vav, parecen ser fundamentales en el cáncer de piel, y es posible que puedan convertirse en referentes farmacológicos para futuros tratamientos de la piel, no sólo de melanoma, según un estudio publicado en PloS-Biology .

El equipo de dicho estudio, originario de España, está a cargo Xosé R. Bustelo, científico adscrito al Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca, y en concreto ha demostrado que una ruta esencial en la aparición y desarrollo del cáncer de piel está controlada por las oncoproteínas Vav2 y Vav3.

Se sabe que estas oncoproteínas determinan la activación de rutas de señalización relacionadas con la movilidad y proliferación celular. Pero, para demostrar el efecto de la inactivación de estos activadores en el cáncer, los autores utilizaron ratones a los que eliminaron las proteínas Vav2 y Vav3.

Para los autores, con esta estrategia se quería simular el efecto del uso de inhibidores contra estas dos proteínas, y que reacción tendría sobre el inicio y progresión de los tumores de piel; asimismo, valorar los efectos colaterales que dicha inhibición pudiese provocar en la piel normal no tumoral.

¿Reducción de tumores?

Esta vía experimental permitió demostrar que la eliminación de las proteínas Vav2 y Vav3 inducía una reducción muy acentuada de los tumores de piel inducidos en los ratones, esto tras aplicarles diversos agentes que inducen a tumores cancerígenos, dijo Bustelo.

Sin embargo, los ratones carentes de estas dos proteínas no mostraron ninguna alteración en el desarrollo normal de la piel, lo que indicaba que el uso de inhibidores contra estas proteínas afectaría específicamente la viabilidad de las células tumorales pero no de las células normales, agregó.

Indicó el científico que el carcinoma de células escamosas es uno de los cánceres de piel más frecuentes en el resto del mundo, y aunque este tumor generalmente no es mortal y resulta fácilmente extirpable, en algunos casos alcanza estadios malignos y metastáticos que son difícilmente tratables.

A diferencia de otros tumores, existe una correlación entre su aparición y la aplicación de ciertos tratamientos clínicos, como son por ejemplo la aplicación de inhibidores contra oncogenes (B-Raf) en terapias antitumorales y procedimientos con algún tipo de fármacos antifúngicos o inmunosupresores, explicó Bustelo.

Por tanto, su tratamiento puede tener interés no solo en la terapia del tumor sino también en su prevención. Sin embargo, todavía queda mucho por esclarecer las vías de señalización y procesos biológicos que determinan su aparición y desarrollo posterior, expresaron los investigadores.

Los investigadores advierten que estos experimentos han identificado probablemente sólo “la punta del iceberg” de este programa biológico, puesto que su estudio ha revelado la existencia de otros procesos biológicos controlados por estas oncoproteínas que pueden colaborar en el proceso de desarrollo tumoral. (Con información de ABC.es)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: