Implante cerebral le permitió volver a moverse

Hace 8 años Bill Kochevar sufrió parapeljía. Hoy ha recuperado la movilidad de sus brazos

30/03/2017 4:02
AA

Hace ocho años, Bill Kochevar de 56 años de edad, sufrió un accidente en bicicleta en donde infortunadamente sufrió una lesión en la médula espinal que le provocó la pérdida de movilidad del cuello para abajo.

Durante este tiempo, Bill había necesitado la ayuda de los demás para realizar funciones básicas como comer, tomar un vaso o incluso rascarse la nariz, pero ahora será capaz de hacerlo por sí solo, ya que puede moverse otra vez.

Bill fue sometido a un procedimiento experimental donde le insertaron electrodos en el cerebro y el brazo, lo que le ha permitido recuperar la movilidad de sus extremidades. Ahora puede agarrar una taza, llevársela a la boca y comer con cuchara.

“Para alguien como yo, que lleva lesionado ocho años, moverse ese poco es impresionante. Es mejor de lo que pensé”, declaró.

El procedimiento

Los encargados de este proceso fueron los investigadores de la Universidad Case Western Reserve y el Centro Médico del Hospital Universitario de Cleveland, quienes han permitido que Bill sea el primer paciente con paraplejía que recupera la movilidad.

“Esto abre camino para la comunidad que investiga las lesiones de la médula espinal. Es un paso importante hacia la restauración de una cierta independencia”, menciona Bob Kirsch, presidente del Departamento de Ingeniería Biomédica de la Case Western Reserve y autor principal de la investigación.

Por su parte, Jonathan Miller, profesor asistente de Neurocirugía en la Escuela de Medicina de la misma universidad, explicó que a Bill se le implantaron dos matrices de 96 electrodos, las cuales tenían el tamaño de una aspirina infantil en la corteza motora, es decir la superficie del cerebro.

Detalló que los matices registran las señales cerebrales creadas cuando Bill imagina el movimiento que desea hacer. Así, la interfaz del cerebro extrae la información y la transmite para que el sistema de estimulación eléctrica se active.

El proceso

Los investigadores explicaron que conforme Bill ha practicado los movimientos, se han ajustado los patrones de estimulación para aumentar las habilidades.

Mencionaron que por ahora Bill puede hacer que cada articulación de su brazo derecho se mueva individualmente con sólo pensar en alimentarse o beber. Para ello tuvo que aprender a usar sus señales cerebrales para poder mover un brazo de realidad virtual en una computadora. Su habilidad mejoró en cuatro meses y eso fue lo que le hizo pensar a los investigadores que ya sería capaz ce controlar su propia extremidad.

La vida de Bill ha cambiado y aunque requerirá rehabilitación, asegura sentirse muy bien.

“Estoy haciendo que se mueva sin tener realmente que concentrarme mucho en ello. Sólo pienso… y funciona”, concluyó Bill.

(Con información de 20 minutos)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: