Impulsa Ssa prevención contra el suicidio

Especialistas elaboraron las bases de un sistema para influir en grupos juveniles y revertir las tendencias suicidas, que aumentaron 200%.

13/09/2010 9:11
AA

La Secretaría de Salud  ha elaborado un proyecto con la finalidad de emprender un programa nacional de acciones contra la violencia y las repercusiones sociales que esta genera, destacándose entre sus objetivos revertir el índice de suicidios en la población juvenil de 15 a 29 años, particularmente en adolescentes, el cual ha alcanzado un aumento de 200 porciento en nuestro país.

Así lo informó a SUMEDICO el doctor Guilherme Luiz Guimaraes Borges, investigador en Ciencias Médicas del Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente”, al explicar que el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Mauricio Hernández, convocó a instituciones y diversas organizaciones médicas a participar en la elaboración de las bases de este programa, que se presentará ante la Cámara de Diputados.

Explicó que las escuelas son sin duda uno de los puntos más importantes de este proyecto nacional, pero se debe considerar que la mitad de los adolescentes ya no están en la escuela,  por lo que el eje principal es establecer dentro de las unidades médicas del Sector Salud un modelo especial de atención a las situaciones de intento de suicidio, especialmente entre la población de 15 a 19 años.

“Uno de los mecanismos básicos es a través del Sector Salud, diseñar programas y dar facilidades de atención psicológica y de acción social; la Secretaría de Salud, el IMSS e ISSSTE, dan atención a los jóvenes en diversos aspectos como la salud sexual, lo que se propone es que se extiendan fondos que se requieren para un programa de esta naturaleza. Ninguna de estas iniciativas se puede realizar sin los fondos necesarios”, enfatizó el experto.

Destacó que las estadísticas hacen evidente la necesidad de comenzar a operar en el país un programa de estas características, e incluso hay estados como el de Jalisco donde es muy visible la problemática del aumento del suicidio, “pero necesitamos un programa nacional que coordine los diferentes sectores involucrados en el problema. Se necesita la voluntad política de las secretarías de Salud, de Educación, de los gobiernos estatales y municipales”, subrayó.

Luchando contra el estigma social y el “glamour” en los medios

El investigador Luiz Guimaraes Borges reconoció que uno de los principales problemas que enfrenta la comunidad médica en la prevención, es la estigmatización de esta severa problemática: “Necesitamos convencer que el suicidio no es inevitable, que podemos trabajar para prevenirlo, que tenemos técnicas y terapias actuales”.

“Este estigma nos afecta a todos,  a los padres que piensan que estos problemas que se dan al interior de la familia, no deben salir del interior de la familia, y al propio Sector Salud que muchas veces piensa que no hay nada qué hacer con estos jóvenes o  adultos  que han intentado suicidarse”.

Refirió que esta estigmatización deriva de la relación que se da con alteraciones mentales: “Alrededor del 75 al 90 por ciento de los intentos de suicidio podría encontrar antecedentes en trastornos mentales severos, el que más se conoce es la depresión, sin embargo hay otros que también afectan, en el caso particular de México las adicciones, trastornos de personalidad como la antisocial”.

Otra problemática, es que se debe de eliminar la mala proyección que se puede dar a esta problemática a través de los medios de difusión: “Los  suicidios no deben ser manejados de una manera que implique cierto glamour por los medios de comunicación –donde-  normalmente la gente se muere de forma idealista por amor o intenta suicidarse, o el empresario que se vio en la ruina y se intenta suicidar, cuando la realidad es que tiene un largo camino de problemas como trastornos mentales, eventos de vida muy importantes y que todos estos deben ser sujetos a una atención especializada”.

Alertas a los signos de tendencias suicidas

El experto consideró además que los padres , al igual que otros familiares e incluso los amigos, no deben de menospreciar cualquier sesgo de intento de suicidio, por el contrario, si alguien cercano llegó a la ingesta aunque sea de “sólo” 10 aspirinas, o no logró cortarse las venas, se deben de prender los “focos rojos” y buscar ayuda especializada.

Además, apuntó, los integrantes de una familia en la que se haya registrado un suicidio o al menos un intento de este, también requieren de atención psicológica para poder procesar el hecho y superarlo.

En el caso de intento de suicidio, los familiares deben además prepararse para asimilar que quizás sea necesario que, tras una valoración, el paciente requiera internarse para una supervisión y vigilancia en un periodo que dependerá de la gravedad de cada caso; o bien, es posible que se requiera de un seguimiento de consulta externa que implique  el tratamiento farmacológico, y hay otros aspectos, como tratar la necesidad de que se eliminen de la casa  armas de fuego, o cómo será el  manejo de objetos punzo cortantes.
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: