Impulsarán medidas estrictas contra el tabaco

Senado promoverá que todos los centros de venta de tabaco tramiten un permiso para poder tenerlos identificados.

07/06/2011 12:20
AA

La Ley del Control del Tabaco resulta insuficiente para evitar la venta de cigarrillos a menores y proteger a los no fumadores del humo que expiden quienes tienen este hábito, por lo que el Senado impulsará reformas para restringir más las áreas dónde se permite fumar.

En conferencia de prensa conjunta con representantes de organizaciones anti tabaco como la Red México Sin Tabaco, Alianza Contra el Tabaco y Fundación Interaméricana del Corazón, el presidente de la Comisión de Salud en la Cámara Alta, Ernesto Saro Boardman, anunció que se establecerán normas para obligar a los expendios que venden cigarros a tramitar una licencia, como se hace con el alcohol, de esta forma se podrá tener un control de los puntos de venta para sancionar a quienes vendan cigarrillos a menores de edad.
 
“Resulta que en nueve de cada 10 puntos de venta, le venden cigarros a menores” subrayó el legislador, lo peor es que la autoridad reconoce que sólo puede estimar que hay alrededor de medio millón de puntos de venta, pero no se sabe dónde están y, por ende, no hay control. De igual forma añadió, se pretende con esta nueva reforma,  prohibir  fumar en lugares abiertos en donde haya gente, como las filas en un estadio o un teatro.

Universidades, foco de atención

La  medida también aplicaría en todas las áreas educativas, bajo el concepto de que los centros de educación son sitios de formación, “y no queremos que se formen más fumadores”.
 
Saro explicó que ha hablado con rectores de universidades estatales, quienes le dijeron que a la universidad entra fumando 15% de los estudiantes y sale 35% haciéndolo.
 
El artículo 27 de la Ley General para el Control del Tabaco dice: “En lugares con acceso al público, o en áreas interiores de trabajo, públicas o privadas, incluidas las universidades e instituciones de educación superior, podrán existir zonas exclusivamente para fumar, las cuales deberán de funcionar de conformidad con las disposiciones reglamentarias”.
 
Las dos excepciones para esta prohibición se centran en la ubicación en espacios al aire libre, o en los espacios interiores aislados que dispongan de mecanismos que eviten el traslado de partículas hacia los espacios 100% libres de humo de tabaco y que no sea paso obligado para los no fumadores.
 
Saro Boardman precisó  que con la nueva reforma buscan derogar esta última excepción.

Piden no ceder a presiones

Por su parte, las organizaciones sociales y civiles anti-tabaco reiteraron su posición en contra de las pretensiones de la industria tabacalera de ejercer presión para dar marcha atrás a las acciones tomadas en México, como es el incremento de impuestos a las cajetillas de los cigarrillos, cuando esto representa un paso decisivo para evitar más muertes entre la población, pues cada 10 minutos fallece una persona por una enfermedad relacionada al tabaquismo.

Sobre el particular, el vicepresidente de la Red México Sin Tabaco, doctor Jesús Felipe González Roldán, aseveró: “la industria tabacalera en México, representada principalmente por British American Tobacco  y Phillip Morris, miente para proteger sus intereses, por encima de la salud de los mexicanos; cuando –las tabacaleras-  se refieren al comercio ilegal de cigarros señalan la existencia de 100 marcas piratas, cuando el mercado formal en México es de alrededor de 60 marcas; manifiestan un incremento del contrabando en 30 por ciento, sin embargo, en su propio desplegado del 2 de junio, mencionan que se han decomisado 740 mil cajetillas durante los primeros 5 meses del año, esto equivale tan sólo al 0.3 por ciento  del mercado legal de cigarrillos, que es de alrededor de 2 mil 500 millones de cajetillas anuales. Desde esta perspectiva, sus cifras resultan poco alarmantes”.

Solicitó tanto a senadores como a diputados federales no dejarse llevar por las pretensiones de la industria tabacalera, pues nada es válido cuando está de por medio el bienestar de la población: “Desde la sociedad civil trabajamos hace muchos años para tener mayores controles sobre una industria, como la de los cigarros, que produce una epidemia letal como es la del tabaquismo, un problema de salud pública en México que año con año toma la vida de alrededor de 60 mil mexicanos: 165 diarios, uno cada 10 minutos”.

El representante de la Red México Sin Tabaco reprochó que se pretenda evadir la responsabilidad que se tiene sobre los daños a la salud de los niños: “British American Tobacco centra su visión sobre comercio ilícito únicamente en el producto de contrabando, sin hacer señalamiento alguno al problema más grave para la salud pública de nuestro país, que es el comercio  ilícito por la venta de cigarrillos a menores de edad y la venta de cigarros sueltos”, enfatizó González Roldán.

En cuanto al argumento de las pérdidas económicas en esta industria a causa de mayores impuestos, González Roldán sostuvo que esto no tiene comparación con el costo económico que representa al erario público la atención de enfermedades relacionadas al tabaquismo, tanto en adultos como en niños, el cual asciende a alrededor de los 45 mil millones de pesos.

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: