Infección por estreptococos B en embarazo y bebés

No causa infertilidad pero existe 50% de riesgo en segundo embarazo

19/12/2018 3:29
AA
Infección por estreptococos del grupo B

Una infección por estreptococos del grupo B puede generar severos problemas tanto para una mujer embarazada, como para un recién nacido, siendo una de las más frecuentes y peligrosas por sus complicaciones particularmente para los bebés.

Las bacterias de estreptococos del grupo B, que por lo general se encuentran en el tracto digestivo, reproductivo y urinario, pueden causar aborto espontáneo, muerte fetal y parto prematuro, explica el doctor Nicolás Kameyama, especialista en Biología de la reproducción humana adscrito a Ingenes.

Además, explica, estas bacterias también pueden ocasionar secuelas a largo plazo como sordera y discapacidades del desarrollo en un recién nacido, neumonía y meningitis.

Te recomendamos: Colposcopia, ¿qué es y para qué sirve?

Síntomas de infección por estreptococos B

De acuerdo con el doctor Kameyama, las mujeres embarazadas pueden encontrarse colonizadas por el estreptococo en vagina o recto, por lo que esta infección puede afectar al recién nacido durante el paso por el canal de parto.

La presencia de una infección por estreptococos del grupo B puede causar infecciones en el recién nacido, ya sea de aparición temprana o tardía:

Temprana: Se manifiesta durante la primera semana de vida, habitualmente durante las primeras 24 a 48 horas después del nacimiento.

Tardía: Se puede presentar después de los seis días de vida. Los síntomas de la infección en recién nacidos pueden llegar a confundirse con otros problemas de salud, en ciertas ocasiones llega a ser asintomática, pero de acuerdo con el también biólogo de la reproducción humana, suele manifestase con:

  • Fiebre
  • Irritabilidad o letargo
  • Dificultad para respirar o comer
  • Alteraciones en la coloración de la piel (azulado).

Conoce más sobre: Adherencias pélvicas pueden causar infertilidad

¿Cómo se diagnostica esta infección?

Debido a que llega a que la infección suele ser asintomática durante el embarazo, cuando existe alguna sospecha, se debe realizar un cultivo vaginal al inicio y casi término del embarazo, explica el especialista de Ingenes.

En tanto, detalla que el diagnóstico en recién nacidos se lleva a cabo tomando muestras de sangre o el líquido cefalorraquídeo del bebé, las cuales se examinan para determinar la presencia de bacterias del estreptococo del grupo B.  

Si una mujer embarazada da positivo es candidata a recibir tratamiento antibiótico, principalmente con penicilina o ampicilina, en ese momento y durante el trabajo de parto.

El tratamiento para recién nacidos y bebés es el mismo que para una mamá, sólo que su administración suele ser intravenosa y también se atienden las complicaciones que llegan a presentarse.

Si bien la fertilidad no se ve directamente impactada, según el doctor Kameyama, es importante considerar que existe un riesgo del 50% que esta infección esté presente en el siguiente embarazo.

Debido a lo anterior, el diagnóstico y tratamiento de estos padecimientos permite tomar acciones que deriven en mejor atención y resultados para una mamá y su bebé.

Para ello, Ingenes cuenta con una área de medicina materno fetal formada por especialistas en embarazos de alto riesgo. Asimismo, disponen de métodos innovadores y tecnología de punta para cuidar de ti y tu bebé.

Conoce más en https://www.ingenes.com/

Con información de: Dr. Nicolás Kameyama

Biología de la Reproducción Humana

Cédula profesional: 5907473

Universidad Nacional Autónoma De México  


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: