Infecciones vaginales que interrumpen tu vida sexual

Se recomienda un periodo de 7 a 12 de días de abstinencia para su tratamiento

27/11/2018 3:54
AA
Infecciones vaginales

De acuerdo con Concepción de Lucas, ginecóloga del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, las infecciones vaginales son el motivo de consulta ginecológica más frecuente. Con frecuencia, son motivo de cuarentena o pausa en la actividad sexual.

La duración de esta pausa depende de la patología y la evolución del paciente, en la mayoría de los casos se recomienda una abstinencia de 7 a 12 días, según la experta. Existen diversas infecciones vaginales que pueden hacer un periodo de pausa en la vida sexual y son las siguientes.

Te recomendamos: Hábitos alimentarios más extraños y sus consecuencias

Infecciones vaginales que interrumpen la vida sexual activa

Candidiasis

No se considera estrictamente una infección de transmisión sexual, es conocida como hongos vaginales. Puede contraerse del hongo que vive en el tubo digestivo en situaciones de defensas bajas o cambios en la flora vaginal. Cuando una mujer la padece es necesario tratar también a su pareja.

Tricomoniasis vaginal

Es transmitida exclusivamente por vía genital, 70% de las personas no presenta síntomas. Sus signos son secreción vaginal con mal olor o irritación de la vulva que aumenta en el periodo de menstruación. Suele prevenirse con el uso de preservativo.

Infecciones bacterianas del tracto genital

Entre ellas, algunas de transmisión sexual como la gonorrea, clamidia, sífilis o cancroide. Provocan alteraciones en el flujo genital y dolor pélvico. El principal problema es la posibilidad de desarrollar enfermedad inflamatoria pélvica.

Esta condición ocasionaría esterilidad a largo y mediano plazo, así como aumento en el riesgo de embarazo extrauterino.

Infecciones vaginales

Vaginosis bacteriana

Es la infección más común en la salud sexual femenina, alrededor de 30% de mujeres entre 14 y 49 años la padecen. Además representa el 50% de los casos de infección vaginal. Presenta flujo abundante con mal olor, sobre todo después del sexo cuando hay contacto con el semen.

En este caso se puede recomendar la abstinencia hasta cinco días después de la última aplicación de tratamiento.

Uretritis y cervicitis

La primera se trata de una inflamación en la uretra que produce molestias al orinar, secreción mucosa con pus. En cuanto a la cervicitis, es asintomática pero puede presentar sangrado cervical durante las relaciones sexuales o una exploración ginecológica.

Infecciones vaginales

Conoce más sobre: ¿Qué causa una mala calidad del sueño?

En la mayoría de los casos se recomienda tratamiento para ambas partes de la pareja, así como la abstinencia hasta la finalización de los tratamientos y la desaparición total de los síntomas de dichas infecciones.

 


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: