Infecciones virales aumentan casos de diarrea

Se ha determinado que entre 10 y 100 partículas virales tienen la capacidad para infectar a un individuo.

27/02/2015 8:23
AA

Se estima que cada año son registrados mil 700 millones de casos de enfermedades diarreicas a nivel mundial, ocasionadas por infecciones bacterianas, parasitarias o virales. De hecho, esta es una de las principales causas de muerte en niños menores de 5 años y de ausentismo laboral en el país, debido a que en ocasiones la deshidratación, un mal diagnóstico y la automedicación pueden retrasar la recuperación.

 
En el caso de la gastroenteritis causada por virus, existe un patógeno que hasta ahora resultaba poco conocido: el norovirus, que tiene la característica de ser altamente contagioso y el cual es estudiado por un grupo de científicos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), con el objetivo de proponer alternativas de tratamiento.
 
Ana Lorena Gutiérrez Escolano, investigadora adscrita al Departamento de Infectómica y Patogénesis Molecular del Cinvestav, analiza muestras de heces de pacientes con gastroenteritis, a fin de ubicar cuáles de ellos resultan positivos a norovirus. Con ello han podido identificar la presencia del patógeno en la población mexicana, mostrando una creciente incidencia en los últimos años.
 
“A partir de esos datos estamos evaluando los genotipos del virus para saber si tenemos en México un problema de infección con una cepa global o una variedad que sólo afecta a nuestra población. Estos resultados podrían ayudar a generar recomendaciones para controlar los casos de gastroenteritis por virus”, comentó la también miembro del Sistema Nacional de Investigadores.
 
Se ha determinado que entre 10 y 100 partículas virales tienen la capacidad para infectar a un individuo, y se estima que en cada evacuación se generan hasta diez millones de millones de partículas virales por gramo de materia fecal, por lo que son altos los riesgos de generar un brote de contagio en una población cerrada, lo que representa un problema potencial de salud pública.
 
Gutiérrez Escolano ha descrito la interacción del genoma del virus con los componentes celulares que permiten su multiplicación, con  el objetivo de identificar aquellas moléculas que puedan ser usadas para su control y prevención. Un área en el que ha sido pionera a nivel mundial.
 
Hasta ahora, y utilizando modelos de estudio en virus que infectan gatos, ha identificado a una proteína celular llamada nucleolina, que juega un papel determinante en la multiplicación del virus, y a través de técnicas de biología molecular ha realizado pruebas para quitar ese componente de las células y controlar la replicación viral.
 
“Si bien no podemos quitarle al individuo infectado la nucleolina de sus células, lo que podemos hacer es cambiar los sitios de interacción en el genoma viral. Con esto no vamos a eliminar al patógeno, pero podremos reducir su capacidad de replicación. Eso sería la base de la creación de vacunas”, explicó la investigadora.
 
A pesar de que la infección por norovirus generalmente representa cuadros sintomáticos (vómito y diarrea) por sólo cinco días sin ser riesgo para la vida, la memoria inmunológica en el organismo humano contra este patógeno es de corta duración, lo que significa que se puede padecer de la infección en distintos momentos de la vida con la misma severidad, a diferencia de otros virus entéricos, como es el caso del rotavirus.
 
Es por ello que la opción de tratar el norovirus con vacunas está sujeta a un esquema similar al de la influenza, es decir de inmunizaciones periódicas o en casos en los que se sabe puede estar expuestos a una infección, como es el caso de abordar un crucero por tratarse de una población concentrada donde se sirven alimentos crudos que pueden estar contaminados y donde el establecimiento de la infección puede ocurrir por el contacto entre personas.
 
Este patógeno se encuentra principalmente en alimentos crudos que han sido contaminados durante el proceso de preparación o almacenamiento por una persona infectada, y al ser un virus entérico, es decir que atraviesa el sistema digestivo bajo condiciones de acidez, tiene la característica de ser altamente resistente a sustancias químicas, como el cloro.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: