Infertilidad, ignorada por gobierno mexicano

Es un problema de salud pública que padecen 20% de las parejas mexicanas; pero los tratamientos son inaccesibles a nivel público.

26/06/2015 3:03
AA
México es uno de los países más rezagados en apoyo a la infertilidad en Latinoamérica y  el mundo. Actualmente son contados los hospitales que a nivel público reciben y dan tratamiento a las parejas infértiles,  y únicamente existe la  inseminación artificial que es el procedimiento más sencillo y básico de reproducción asistida, si se requiere de un  tratamiento de alta complejidad, éstos no están disponibles en el sector salud.
 
Una pareja que desea tener un bebé y tiene problemas de infertilidad, sólo tiene como opción buscar atención en la Ciudad de México, específicamente en el Instituto Nacional de Perinatología para personas que no cuenta con Seguro Social, en el Hospital 20 de Noviembre para trabajadores del gobierno federal y estatal, en el Hospital de la Mujer de la Secretaría de la Defensa Nacional para el Ejército y Fuerza Aérea Mexicana, y recientemente se está proyectando en el Instituto de Salud del Estado de México para derechohabientes. 
 
La primera restricción es que no se brinda el tratamiento a mujeres mayores de 35 años, cuando los problemas de infertilidad se descubren después de esa edad.
 
Sandra De la Garza, fundadora de la Asociación Mexicana de Infertilidad, dijo a SUMÉDICO.COM que más de la mitad de las parejas requiere tratamientos más complejos que sólo una inseminación artificial, el  proceso por el que tiene que pasar la pareja es incierto y en su mayoría pasan muchos años antes de buscar ayuda, por lo que el requerimiento de los 35 años como máximo anula a la mayoría de las parejas que lo necesitan.
 
“Para que una pareja llegue con  el especialista adecuado a nivel público, primero tiene que acudir con un médico general  que  los refiera con un ginecólogo, especialista en reproducción asistida, esto puede durar meses o años, disminuyendo las alternativas médicas” dice.
 
Tienen que pasar por un periodo de pruebas para encontrar cuál es el tratamiento específico a sus necesidades. “Sin embargo esos tratamientos serán inaccesibles para la gran mayoría de los pacientes, pudiendo rebasar en costos hasta los 100 mil pesos y donde no existe garantía del nacimiento de su bebé. Sin mencionar las graves consecuencias emocionales  individuales y de pareja que conlleva ser infértil, la estigmatización social y que en ocasiones pueden llegar hasta la separación”, dice. 
 
México se ha quedado aún más rezagado, pues en países como Argentina, Chile, Costa Rica y Uruguay, se han logrado grandes avances en materia de política, incluyendo dentro de sus servicios médicos públicos a este grupo vulnerable con tratamientos de fertilidad de alta
complejidad,  cumpliendo así con el Derecho Universal que tienen las personas de fundar una familia, explica De la Garza
 
Actualmente en México, el acceso para pacientes con necesidad de procedimientos de fertilidad de alta complejidad es muy limitado, ya que estos se realizan en un 90% por el sector salud privado y por lo tanto es inalcanzable económicamente para la mayoría de los pacientes. 
 
Sandra de la Garza añade que son muchas las asociaciones, organismos y organizaciones en toda Latinoamérica que buscan sensibilizar a la sociedad y gobiernos de este problema de salud pública, a través de eventos y conferencias como la que se llevará a cabo el próximo 27 de junio en Sao Paulo,  Brasil sobre el acceso a los tratamientos de reproducción asistida en América Latina organizado por el Movimiento “Tratamiento de Infertilidad para Todos” y la Red TRAscender”, en el que México participará.

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: