Infidelidad lastima con más fuerza a las mujeres

Por factores hormonales y neuronales la mujer resiente más el dolor y la tristeza después de una infidelidad o un rechazo.

03/03/2011 8:45
AA

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de California (Los Ángeles, Estados Unidos), y liderado por la especialista Naomi I. Eisenberger, reveló que el dolor que surge tras enterarnos de una infidelidad genera diversas sensaciones emocionales y afecta en mayor medida a las mujeres.

De acuerdo con el psiquiatra Rodrigo Córdoba esta situación “no es para menos, ellas tienen una predisposición orgánica y genética mayor a sufrir trastornos del ánimo, como la depresión, cuando se enfrentan a situaciones de este tipo”.

La situación es difícil porque además de los eventos emocionales (tristeza profunda, ansiedad, pérdida de la autoestima y de la confianza en el futuro) existe un impacto físico.

Los investigadores aseguran que el rechazo que sufre una persona de parte de otra o de un grupo puede llegar a causar tanto un daño emocional como una herida física real. Esto responde a que cuerpo y mente están ligados, de ahí que si uno tiene una falla o una herida, el otro también.

La Asociación Colombiana para el Estudio del Dolor reveló que el cuerpo de una persona que ha sufrido una infidelidad o han sido lastimadas emocionalmente, secreta catecolaminas, una sustancia que eleva la presión arterial y genera problemas que de no controlarse pueden derivar en enfermedad coronaria e infartos cerebrales.

Esto también genera que dopamina, serotonina y endorfinas dejen de producirse, por lo que la persona comienza a ser víctima de desinterés y malestar que no le permiten dormir bien y pierden el apetito.

¿Por qué las mujeres lo sufren más?

Ahora bien, el hecho de que las mujeres lo sufran más, según el doctor Córdoba, es porque los factores hormonales, neuronales (condicionados por los genes), biológicos y medioambientales, activan los mecanismos del estrés. Y como dependen de las hormonas, éstos tienen mayor incidencia en el sexo femenino.

“Esa sería una de las razones por las que la pubertad, la primera menstruación, el posparto y la menopausia se consideran momentos críticos en esta materia, pues aumentan la tasa de episodios depresivos y la posibilidad de reincidir para aquellas que ya los han sufrido”, indicó Rosa Catalán, profesora de psiquiatría de la Universidad de Barcelona.

¿Qué hacer después del evento?

Pedir ayuda. Los especialistas consideran que si se cumple con alguno o varios de estos estados de ánimo, o situaciones, es necesario acudir con un terapeuta:

  • Cuando el dolor y la tristeza que tienen a la persona siempre a instantes del llanto, se vuelvan inmanejables y obstaculicen sus relaciones y momentos familiares, personales, sociales y laborales.
  • Cuando se culpe a sí misma: ¿Qué hice mal? ¿Habré tenido la culpa? ¿Por qué no me di cuenta antes? ¿Por qué me pasó a mí?
  • Cuando a causa del evento la persona pierda el sueño, el apetito y el gusto por disfrutar la vida.
  • Cuando la tristeza comience a afectar su salud, y surjan dolores de distinto tipo y experimente síntomas que no tenía antes; también perder peso con rapidez es una señal.
  • Cuando la apatía sea una constante y tienda a aislarse de los demás.

Para Isa Fonnegra de Jaramillo, psicóloga clínica especializada en duelo, lo más importante para la mujer es que pierden la confianza y no pueden verse a futuro confiando en alguien más.

“Aunque las heridas emocionales pueden ser las mismas que en los hombres, las respuestas afectivas de la mujer suelen ser más sensibles, más profundas y más duraderas (…) se mantiene esa visión machista que les censura a ellos la posibilidad de demostrar abiertamente lo que sienten”, refirió. 

Finalmente, la especialista asegura que es importante “detenerse y mirar, evaluar, revisar, sentir lo que ocurrió, llorar; de ese modo se configura la posibilidad de emprender un proceso de aceptación de la pérdida sufrida. Sin eso no es posible reinventarse creativamente más adelante”. (Con información de El Universal)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: