Innovación en anestesia protege al paciente

La relajación muscular durante una cirugía evita que el paciente haga movimientos involuntarios que pongan en riesgo su salud y el procedimiento.

15/03/2012 11:05
AA
Para que un proceso anestésico durante una cirugía sea exitoso, es necesario que cumpla con cuatro fases esperadas: hipnosis, analgesia, amnesia y relajación muscular, dijo a SUMEDICO el doctor Guillermo Castorena, médico anestesiólogo del Hospital Gea González.
 
Cada una de las fases del proceso anestésico tiene su importancia, de ahí que la labor del especialista sea tan importante para poder cumplir con el requisito esencial del procedimiento, que es facilitar la cirugía, tanto en intervenciones de riesgo e invasivas como en endoscopías, cirugías de diagnóstico, biopsias y resonancia magnética: 
  • Hipnosis. El paciente debe estar profundamente dormido
  • Analgesia. El paciente no debe sentir dolor.
  • Amnesia. El paciente no debe recordar nada de la cirugía. 
  • Relajación muscular. El paciente no debe hacer fuerza ni tensar los músculos, ya que podría dificultar el trabajo del cirujano. 
El último requisito de la anestesia es importante ya que, además de relajar los músculos, impide que el paciente realice movimientos involuntarios durante la cirugía; no obstante, con los procedimientos tradicionales, la reversión de esta fase muscular debía hacerse por medio de la eliminación metabólica o con fármacos inhibidores.
 
No obstante, de acuerdo con el doctor Castorena y el médico anestesiólogo Heberto Muñoz Cuevas, existe un nuevo agente selectivo, llamado ciclodextrina, el cual es utilizado en más de 60 países, que encapsula al bloqueador neuromuscular, inactivándolo minutos después de concluida la cirugía. 
 
Para los especialistas, esta es la primera vez en México que los anestesiólogos tienen al alcance  la primera ciclodextrina “para proporcionar una reversión rápida de los efectos del bloqueador muscular, en aproximadamente tres minutos, situación que anteriormente tomaba hasta 30 minutos”, señaló el doctor Castorena.
 
Según el experto, este fármaco les permite “inducir y mantener el nivel de relajación necesaria durante todo el procedimiento, algo que antes no era posible”. 
 
El funcionamiento tradicional del bloqueador muscular era revertido por otro medicamento, el cual, sin embargo, provocaba una seria actividad de movimientos involuntarios, para los que se requería otro fármaco, lo cual requería mucha mayor atención en el seguimiento al paciente, y podría convertirse en un problema serio a causa de la debilidad. 
 
Finalmente, los especialistas indicaron que dicha innovación permitirá a los anestesiólogos tener un mayor control de del manejo de la relajación muscular durante la cirugía, proporcionando así mayor seguridad para el paciente, un resultado exitoso en el proceso y mayor eficacia para el ejercicio de la anestesia. 
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: