Instalan marcapasos a recién nacido

Procedimiento casi único en su tipo y el segundo que es atendido en el Centro Médico General 20 de noviembre del ISSSTE en cinco años.

26/02/2014 12:36
AA
Equiezel nació en la semana 35 de gestación, con un peso de 1.900 gramos y con un bloqueo cardiaco, un mal congénito que afecta a un niño por cada 22 mil nacimientos. Ve aquí el video
 
Aún en la matriz, el corazón del pequeño tenía un ritmo cardiaco de apenas 40 latidos por minuto, cuando habitualmente, debe oscilar entre los 120 y 130 latidos.
 
Sin embargo, el pasado 4 de febrero, mientras en un quirófano de la sala de hemodinámica del servicio de cardiología del Centro Médico General 20 de noviembre del ISSSTE se realizaba una cesárea, a unos metros de distancia, un equipo de cirujanos se preparaban para colocarle un marcapasos al recién nacido, procedimiento casi único en su tipo y el segundo que es atendido en esta institución.
 
Así, con tan sólo 10 minutos de haber nacido, una baja posibilidad de supervivencia y una cirugía de poco más de tres horas, expertos cardiólogos del instituto colocaron al pequeño Equiezel un marcapasos de apenas 12 gramos y del tamaño de una moneda de 10 pesos. 
 
De acuerdo con el diagnóstico, el corazón del niño se encuentra estructuralmente normal, no obstante cuenta con un bloqueo auriculoventricular completo congénito, ocasionado por un lupus eritematoso sistémico clínico detectado en la madre, enfermedad autoinmune que habría afectado la parte de conducción, es decir, “la parte eléctrica del corazón”.
 
La operación estuvo coordinada por Rogelio Robledo Nolasco, jefe de servicios de hemodinamia en dicho hospital y del cardiólogo Martín Ortiz Avalos, responsable de la operación. También se ocupó personal de obstetricia, cardiología, neonatología, anestesiología, y enfermería.
 
Para la instalación de este pequeño artefacto, se realizó una intervención en la vena subclavia, y a través de ella se llegó al corazón por dentro, contactando con las paredes musculares para luego atornillar el marcapasos, procedimiento que según Ortiz Avalos, generalmente se lleva a cabo en adultos.
 
“Nosotros, el ISSSTE, somos de las instituciones que estamos comprando tecnología nueva, si esta operación se hubiera hecho en una institución privada, hubieran utilizado el mismo equipo”, comentó el doctor Rogelio Robledo, en entrevista con La Silla Rota.
 
Sin embargo, reconoció que de haberse detectado este problema en otra entidad, el resultado habría sido distinto, pues sólo en esta institución, así como el Instituto Nacional de Cardiología son los únicos lugares que realizan este tipo de abordajes.
 
En la actualidad, cada marcapasos tiene un costo de 20 mil pesos para el instituto, sin embargo dicha intervención en una clínica privada, habría tenido un costo de hasta 80 mil pesos por pieza. No obstante, a los derechohabientes no les cuesta el procedimiento.
 
Llevará una vida normal
Hoy en día el uso de marcapasos es más común, la vida de Equiezel se desarrollará de forma normal, señala el experto, siempre y cuando tenga los cuidados necesarios, como es el cambio de la batería del marcapasos que es aproximadamente cada cinco años o incluso un cambio de aparato cada 10.
 
“El niño se desarrolla perfectamente, va a crecer de forma normal, va a ser un individuo completamente sano, quizá lo que se limita para un niño con marcapasos, son los deportes de contacto”, agregó.
 
El responsable de la operación, el cardiólogo Martín Ortiz Avalos, comentó que colocar cada día un marcapaso es más común, pues la población con problemas cardiacos va en aumento, el cual se relaciona con el aumento del diagnóstico,de las enfermedades cardiacas y de la edad de las personas.
 
Al año este instituto coloca más de 250 marcapasos en adultos y 12 más en niños.
 
Aunque la institución tiene más de 40 años instalando marcapasos, la particularidad del caso de Equiziel es que fue el segundo en un niño recién nacido, y a diferencia con el primer caso, que se llevó a cabo hace cinco años, el artefacto fue instalado minutos después de nacer, mientras que en aquella ocasión, tuvieron que pasar tres meses para su intervención.
 
El bloqueo en el corazón ya lo tenía desde la matriz, pero nada de esto hubiera sido posible de no ser por el diagnóstico oportuno, los padres se pudieron dar cuenta de este padecimiento gracias a los ultrasonidos y chequeos de rutina, propios del embarazo.
 
“Sí es muy importante que una mujer embarazada acuda a sus consultas con el ginecólogo durante el embarazo, para ver si todo está bien, es muy importante que se esté moviendo, cuando el  movimiento disminuye, la mamá tiene que ser precavida y acudir a su médico ginecólogo para ver si todo está bien”, recomendó el cardiólogo, jefe de departamento en el hospital 20 de noviembre.
 
Para Marisol Rendón, madre del niño, “las horas difíciles ya pasaron”, sin embargo, pese a los cuidados que se le han brindado, el miedo prevalece, pues se trata de su primer hijo, al cual nunca se imaginó que podría tener un padecimiento de este tipo.
 
“Somos seres humanos y pensamos que puede pasar otra cosa, hay incertidumbre, pero tenemos confianza y nos aferramos a las buenas cosas que pasan”, comentó.
 
Equiziel no ha cumplido ni un mes de haber nacido, sin embargo, los doctores aseguran que podrá tener “una vida normal” gracias a lo que calificaron como “un milagro de la ciencia”.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: