Juanetes, qué los provoca y cómo se tratan

Es una deformidad abultada en el dedo gordo del pie, que lo dirige hacia los demás dedos, dando una apariencia desagradable, que afecta andar.

24/02/2013 11:52
AA
Con zapatos de tacón, las nenas se ven mejooor, que con zapatos de piso…Cantaba el integrante de la agrupación bronco, estereotipo que llevado al extremo ocasiona problemas de columna y pies, siendo los juanetes una de las consecuencias más comunes.
 
En este sentido, SUMEDICO entrevisto al podólogo José Hilario Hernández  (*), sobre el tema, a lo que él comenzó dando su descripción: 
 
El Hallux Valgus, conocido por el público en general como “juanete”, es una deformidad abultada en el dedo gordo del pie, que lo dirige hacia los demás dedos, dando una apariencia desagradable, que afecta el andar.
 
Alteración que producida por antecedentes hereditarios, se manifiesta en la adolescencia, y que de manera fomentada es por el uso de calzado inadecuado, es decir, aquel de corte angosto que oprime la parte de los dedos en punta, razón de que los juanetes se presenten mayormente en mujeres.
 
El uso de tacones altos también es uno de los factores predisponentes, señaló el especialista, “sobre todo aquellos mayores de 5 cm, ya que el peso del cuerpo sólo se descarga en los dedos y no en toda la planta del pie”, explicó.
 
Un dato poco conocido que también comentó fue que las enfermedades reumáticas y el pie plano, pueden ocasionar juanetes.
 
Acerca de la sintomatología, Hernández dijo que es paulatina su aparición, y comienza con un pequeño abultamiento y dolor en la parte interior del dedo gordo.
 
La importancia de buscar ayuda oportuna en las primeras etapas de un juanete, es debido, a que evita que la planta del pie se apoye correctamente, lo cual representa en cada pisada dolor y deformidad, generando un circulo vicioso, que  se puede evitar si se somete a tratamiento.
 
Existen dos tipos de manejo de los juanetes, uno es el paliativo y otro el quirúrgico, cada uno de ellos resulta satisfactorio, pero según las necesidades del paciente el que se aplique, refirió el podólogo.
 
El tipo paliativo, expuso el especialista, “busca mantener y evitar la deformidad en los dedos, más no regresar a la normalidad el dedo, esto mediante masajes regulares en la región afectada, además de la implementación de separadores de dedos durante el día, dentro del calzado, y decir adiós a todo tipo de calzado inadecuado, pues es un tratamiento de por vida.
 
El tratamiento de índole quirúrgico es mediante el corte de la deformidad, que está presente en el hueso metatarsiano, pero según el grado de deformidad su dificultad. Las ventajas que proporciona ésta opción es que el dolor postoperatorio es menor y la recuperación corta, especifico Hernández.
 
Por lo que, el especialista ante la primicia de que “el cuidado de los pies debe ser prioridad, pues son el transporte del cuerpo”, concluyó exhortando a que viste a su podólogo con frecuencia. 
 
(*) José Hilario Hernández
Podólogo
Tel. 5441 7460
amquipac@yahoo.com.mx

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: