Jugos de fruta, ¿qué tan sanos son?

Para hacer un vaso de jugo se necesita más de una fruta lo que aportan más calorías que el comerse un plato de frutas.

19/07/2011 9:45
AA

Con el aumento del sobrepeso y la obesidad, se han modificado algunas conductas y desmentido mitos sobre la comida adecuada para una dieta sana. Uno de estos es con respecto a los jugos frutales. En entrevista para SUMEDICO, la nutrióloga Yunuen Vargas Infante (*), habló sobre las verdades de los jugos frutales y que tan conveniente es incluirlos en la dieta diaria.

De acuerdo con la especialista, el Instituto Nacional de Salud Pública ha incluido entre las bebidas endulzadas los jugos frutales, sobre todo los jugos que son añadidos con más azúcar como los procesados ya que estos aumentan un 20 por ciento la energía que consume una persona al día tan solo en bebidas.

“El jugo sacrifica un poco el contenido de fibra que tiene una fruta. Si se hace la comparación de una persona con una dieta en la que come frutas a mordidas con una persona que toma el jugo o la fruta la hace agua y le añade azúcar, el consumo de energía de esta persona es mucho más que la que se come una fruta. A corto plazo acumulan grasa y desarrollan obesidad o sobrepeso que los puede llevar a padecer diabetes u otras enfermedades relacionadas”, explicó la nutrióloga.

El momento del día en que se toma un jugo no importa ya que el proceso de absorción de este será el mismo. Los nutriólogos recomiendan el consumo de la fruta completa no solo su jugo.

“Si viene de un producto natural es bueno, pero lo malo es que en un vasito de un cuarto de litro estás concentrando el jugo de tres o a veces cuatro frutas dependiendo el tamaño de ésta, por ejemplo la naranja, se necesitan tres naranjas para un vaso entonces absorbes la fructuosa que es el azúcar de la fruta, de esas tres naranjas y no hay saciedad”, señaló.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que el consumo de hidratos de carbono simple o azúcares añadidos como la fructuosa, en la dieta debe ser el 10 por ciento del total de energía consumida al día en una dieta de 1500 calorías, es decir, alcanza a dos frutas o si se trata de una dieta de 1800 calorías son tres frutas.

Entonces si se toma un jugo de cualquier fruta se debe disminuir el consumo de frutas e incluso evitar durante el día ya que con un vaso de jugo ya se cubrió esa necesidad calórica, aunque sin otros beneficios como la fibra o el hecho de que al tomarse un jugo no hay saciedad como la habría comiéndose una fruta o verdura, que al masticar activa el proceso digestivo y manda la señal al cerebro.

“No hay alimento bueno o malo sino la frecuencia o cantidad con la que lo consumas. Una vez al mes que me tome un jugo no está mal, pero una persona que todos los días se compra su litro de jugo de naranja aumenta el consumo de energía diario”, indicó Yunuén  Vargas.

(*)Yunuén Vargas Infante nutrióloga y educadora en diabetes del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias adscrita al Centro de Investigación en Enfermedades Infecciosas.
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: