Kawasaki amenaza corazón de los niños

Infección en ojos y boca, así como inflamación de vasos sanguíneos, debe de alertar sobre el riesgo de que un niño padezca Síndrome de Kawasaki.

14/09/2011 9:22
AA

Una de las principales recomendaciones del pediatra es atender cualquier infección en nuestro hijo, pero la mamá debe de presentar mayor atención cuando el niño tiene entre dos y cinco años de edad, etapa donde puede presentarse el Síndrome de Kawasaki, cuya principal característica es la inflamación de las venas lo cual producen daños irreversibles y puede derivar en una muerte temprana por infarto. 

En entrevista con SUMEDICO, el doctor Jesús Felipe González Roldán, de la Dirección de Epidemiología de la Secretaría de Salud, explicó que la inflamación de las venas, conocida comúnmente como vasculitis, es la característica principal del Síndrome de Kawasaki.

 Esta enfermedad puede traer males colaterales, como gangrena e isquemia, es decir la deficiencia en el fluido de la sangre, meningitis ( inflamación de las membranas que envuelven el cerebro y la médula espinal) y aneurisma coronario (inflamación de las venas del corazón), de ahí los riesgos de un infarto al llegar a la etapa adulta.

Puntualizó que el nombre de dicho síndrome se debe al nombre del doctor Tomisaku Kawasaki, quien en la década de los sesentas determinó que dicha enfermedad parece estar relacionada con infecciones, aun cuando no se ha establecido con claridad la relación.

En ese entonces, refirió, se consideraba que tenía una determinación genética en los niños asiáticos, sin embargo recientemente el Instituto Nacional de Pediatría ha establecido que existe un subregistro de casos en otros países de América, como es México.

 Es por ello, insistió, en que se debe de tener mucho cuidado cuando un bebé o niño entre los dos y cinco años, particularmente, presenten síntomas como:  

  • Fiebre alta continua durante una semana
  • Enrojecimiento excesivo de los ojos y las membranas de la boca
  • Salpullido y moretones en la piel, especialmente la espalda.

El doctor González Roldán enfatizó que en caso de detectarse oportunamente, es posible aplicar el tratamiento clínico adecuado durante los 10 primeros días de desarrollo de la enfermedad y de esta manera reducir los riesgos de daños al sistema de circulación sanguínea y, por ende, al corazón. 

(*) Dr. Jesús Felipe González Roldán, secretario general para América Latina de la Unión Intercontinental contra la Tuberculosis y Enfermedades Pulmonares, colaborador de la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud y miembro de la Fundación Interamericana del Corazón 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: