La batalla de Fariñas: recuperar su salud

El disidente cubano pospone su huelga de hambre y sed; un coágulo en la parte izquierda del cuello podría causarle la muerte.

09/07/2010 2:14
AA

Después de una huelga de hambre y sed que inició el 24 de febrero pasado, el disidente cubano Guillermo Fariñas enfrentará ahora otra lucha: recuperar su salud.

Fariñas de 48 años, ha sido encarcelado tres veces, pasando 11 años de su vida en prisión; ha utilizado en 23 ocasiones la huelga de hambre como un recurso de protesta contra el gobierno cubano.

Llamado por sus amigos “El Coco”, Guillermo Fariñas, psicólogo y periodista, empezó la protesta luego de la muerte de su amigo y correligionario Orlando Zapata a causa, precisamente de una huelga de hambre, entonces retomó la protesta del amigo con el mismo propósito: pedir la liberación de 26 presos políticos enfermos.

Ahora con el objetivo logrado, Fariñas anunció que sólo aplazará la huelga hasta que todos los prisioneros estén realmente en libertad, pues el proceso, señaló el estado cubano, será paulatino.

Mientras eso sucede, el ganador del premio Ciberlibertad 2006 que otorga Reporteros sin Fronteras, tendrá que poner todo el ánimo de su parte para estabilizar su salud.

La situación no es simple ni se soluciona con sólo volver a empezar a ingerir bebidas y alimentos, su estado es “grave, crítico”, informaron sus amigos y Armando Caballero, el médico que lo atiende.

A Fariñas se le detectó un coágulo en la parte izquierda del cuello, que de desprenderse, podría causar su muerte en segundos, las últimas pruebas realizadas demostraron que hay una leve mejoría, el disidente está recibiendo anticoagulantes y un tratamiento que cuesta a la salud pública cubana mil 300 dólares diarios.

Esta huelga de hambre para Fariñas ha sido más dramática que las anteriores, a la semana sufrió un shock y fue reanimado por los médicos, su salud recayó y desde el 11 de marzo permanece en terapia intensiva, donde es alimentado artificialmente a través de catéteres.

Bajo supervisión médica, iniciará su alimentación, primero serán sorbos de agua, después serán líquidos de mayor densidad durante unas cinco semanas y de acuerdo al comportamiento de su cuerpo, se podrán añadir papillas a la dieta.

Fariñas esperará cuatro meses a que salgan los 52 presos políticos, tal como ha ofrecido el gobierno, pero reanudará la protesta con más gente, si la oferta no se cumple.

Los primeros excarcelados serán Antonio Villarreal Acosta, Léster González Pentón, Luis Milán Fernández, José Luis García Paneque y Pablo Pacheco Ávila, según informes de la Iglesia Católica Cubana.

Cuatro de ellos están entre los disidentes prisioneros más enfermos. Según un reporte de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, entre otros males, Villarreal padece retención de líquido en las piernas y trastornos nerviosos; González, soplo cardiaco y gastritis crónica; Milán, enfisema pulmonar y hepatomegalia (aumento patológico del hígado); García, cólicos nefríticos y trastornos siquiátricos agudos, y todos son hipertensos.

La segunda batalla de Fariñas inicio el 7 de julio de 2010, al momento de anunciar que posponía la huelga de hambre hasta ver liberados a sus compañeros, su próxima conquista será ser un hombre completamente sano.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: