La biotecnología trabaja a favor de tu sonrisa

Los labios son una de las partes más sensibles del rostro, exponerlos a alguna sustancia para que recuperen su lozanía puede ser contraproducente.

12/10/2010 8:30
AA

En el mundo de la belleza son muchos los riesgos que se corren con tratamientos en los que se aplican sustancias a nuestra piel, que lejos de ayudarnos pueden provocarnos graves daños, y los labios no escapan de esta amenaza.

Al acudir a una clínica para lograr mayor volumen o reafirmar el perfilado de los labios, tanto mujeres como hombres debemos tomar conciencia de que somos responsables de exigir que nos ofrezcan calidad y garantías.

El doctor en medicina estética,  Edgar Jair B. Carrasco explicó a SUMEDICO que a partir de los 40 años, comienza a darse la reabsorción del ácido hialurónico que es una sustancia natural de nuestro organismo, y los labios pierden su lozanía, su grosor y aparecen las primeras arrugas en torno de la boca, es entonces cuando se recurre a la medicina estética.

Tanto hombres como mujeres recurren a los procesos para mejorar el aspecto de sus labios: “Ellos son más discretos, acompañan a sus mujeres y el esposo regresa después, siempre buscan algo más fino, generalmente sólo se hacen el perfilado para revitalizarlo, sin considerar el volumen”.

En cambio, las mujeres generalmente acuden en búsqueda de mayor volumen pues consideran que de esta manera los labios se verán íntegros y tersos, que recuperarán su lozanía, pero desde el punto de vista de dermoestética, los especialistas saben que generalmente con el perfilado, es decir, con establecer de nueva cuenta el delineado de los labios es suficiente para que la boca se muestre nuevamente sexy y juvenil.

Por tanto, es básica la comunicación con la paciente para ofrecerle lo mejor, que no le provoque reacciones y quede satisfecha. “Hay una discusión muy importante, en realidad el doctor debe ofrecer un producto que no tenga efecto secundario, desafortunadamente algunos médico llegan a poner un producto no seguro; por ello es necesario hacer una integración médico-estética, dermatólogo y cirujano plástico, a enfocarse por utilizar productos seguros, no es cuestión de uno solo. El médico debe resolverle todas sus dudas –a la paciente- hasta que tenga la certeza de que el tratamiento es el adecuado”.

¿Qué tratamiento seguir?

El especialista expuso que en el mercado existe una amplia gama de productos con diversas sustancias: colágeno, ácido hialurónico de origen animal, poliometil metacrilato (suspensión de esferas sintéticas) y siliconas.

Respecto a las sustancias sintéticas, advirtió que en México está autorizada la aplicación de metacrilato y silicona, en especial para aumentar el volumen, pero estos tienen riesgos, “se  inyectan y quedan de manera permanente a la paciente, pero tienen una reacción granulomatosa, esto es, en  3 de  cada 10 pacientes el material se va a encapsular y se hacen  bolitas que son perceptibles a simple vista  y el detalle es que son permanentes, ya no se pueden quitar,  únicamente  mediante cirugía plástica”.

Los expertos consideran que lo óptimo es la aplicación del ácido hialurónico de origen biotecnológico, pues es el único que tiene una cualidad de garantía en un plazo de 9 a 12 meses.

“Muchas de las pacientes dicen que dura poco, sin embargo nosotros debemos atender parámetros de estética actuales y apegados al grupo de edad”, puntualizó.

“El ácido hialurónico –agregó- tiene la capacidad de retener 500 veces su peso molecular en agua, entonces disminuye las arrugas en dermis media, aumenta en 500 por ciento la hidratación del tejido tanto en la restitución de perfilado o al aumentar volumen, de acuerdo a la técnica que utilice el médico”.

Es de señalarse que la Comisión Federal de Prevención Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) de la Secretaría de Salud, tiene autorizada en esta área de la medicina estética la aplicación de dos marcas, ambas de ácido hialurónico biotecnológico, que cuenta con respaldo científico y no tienen efecto secundario, Restylane y SoftForm.

El de mayor uso es el Restylane, de origen sueco, utilizado desde 1996 y se han comprobado sus beneficios con 10 millones de tratamientos. Está autorizado en Estados Unidos por la FDA y en Europa por la Comunidad Europea.

Para garantizar que se utiliza este producto, es necesario que el o la paciente atienda detalles importantes: “Debe constatar que el producto es para ella exclusivamente, que al finalizar todo se desecha; estos dos productos vienen en presentación de un mililitro y sirve para una sola paciente, cuando el médico carga el producto en una jeringa, sin duda es silicona”, advirtió el experto.
 

 

*Egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma del Eestado de Morelos.
Diplomado en Medicina Estética por la UNAM, FES Zaragoza.
Conferencista en los Congresos Nacionales de Medicina Estética de México los últimos 3 años.
Capacitador del uso de ácidos hialurónicos como rellenos dérmicos para Q Med México.
Récord de aplicaciones de implantes faciales de más de 4500 pacientes en los últimos tres años.
Miembro de la Sociedad Mexicana de Medicina Estética.
Miembro del Colegio Mexicano de Profesionales en Medicina Estética.
Profesor honorario en Formación de Estética Facial para la Sociedad Mexicana de Medicina Estética
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: