Comprobado: El segundo hijo es más propenso a la delincuencia

¿Eres el hijo menor de la familia? Puede que tu futuro no sea el mejor

31/10/2017 7:24
AA
maldición del segundo hijo

Expertos aseguran que el segundo hijo tiene más probabilidad de ser desempleado

Un patrón que se repite con frecuencia en cientos de familias es la llamada maldición del segundo hijo, que se refiere al hecho de que el segundo hijo es mucho más propenso a la delincuencia y a no encontrar un empleo estable.

Aunque te parezca algo sorprendente, diversos especialistas afirman que es una realidad que tiene una explicación sustentada en la ciencia.

>>Te puede interesar: KiVa, el innovador método para combatir el bullying 

La maldición del segundo hijo

Según un estudio realizado por el economista Joseph Doyle, experto del Instituto Tecnológico de Massachusetts, la probabilidad de que los hijos menores sean más propensos a la delincuencia y a otros problemas es absolutamente real.

Doyle explica que esta tendencia se debe a que los padres se involucran mucho más en el desarrollo de su primer hijo. Lo toman como un aprendizaje propio, abordándolo con respeto, sensibilidad y concentración.

En cambio, con el segundo, afirma el experto, los padres relajan la vigilancia y son mucho menos estrictos.

“El primer hijo tiene el ejemplo de sus padres adultos. El segundo sin embargo sigue los pasos de un niño irracional de dos años. La implicación de los padres y la influencia de su hermano mayor seguramente afectarán futuros patrones de comportamiento que tienen que ver con la menor inserción en el mercado laboral o la incursión en la delincuencia”, advierte el economista.

Durante el estudio, se analizaron a decenas de miles de hermanos en lugares como Estados Unidos y Dinamarca y los investigadores observaron como el patrón se repetía.

“Los resultados son notables, pues hay un aumento del 25% al 40% en la probabilidad de que exista ese comportamiento disruptivo por parte del segundo hijo respecto a su hermano mayor”, agrega Doyle.

A pesar de todas estas pruebas científicas, la maldición del segundo hijo no es una regla. La educación escolar y el entorno en el que el niño se desarrolle, son factores tan determinantes como el seguimiento familiar.

Además, si los padres disminuyen la vigilancia y los castigos, puede haber un resultado positivo, ya que se potenciará en el niño la capacidad de desenvolverse por sí mismo y de ser más independiente.

>>Te puede interesar: Adolescentes son más vulnerables a padecer depresión 

(Con información de Playground)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: