La dieta después del parto

La instrucción inmediata para la madre es seguir una dieta variada y equilibrada.

04/11/2014 3:06
AA

El postparto, las ocho semanas después del nacimiento del bebé, es un periodo de adaptación psicológico y fisiológico, donde la mujer debe cuidar su alimentación para recuperarse y afrontar con fuerza esta nueva etapa.

Una vez que nace el bebé, el cuerpo comienza, desde las primeras horas, a experimentar cambios. Si el parto es natural, no hay ninguna restricción en cuanto a la alimentación; sin embargo, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia recomienda  ingerir algunos alimentos livianos y líquidos, excepto lácteos. 

Si el alumbramiento fue por cesárea, la alimentación será diferente, pues no se permite ingerir alimentos o líquidos por vía oral durante un periodo de  seis a 24 horas, hasta que la función intestinal se normalice.
 
Después, lo normal es que se introduzca de forma gradual líquidos como agua, manzanilla, caldo o jugos y  se comience con una dieta ligera. 
 
Algunos estudios advierten que los líquidos y alimentos luego de la cirugía son por una reducción de la distensión abdominal y a una estancia hospitalaria más breve. 
 
La nueva vida de la mamá 
Ya en casa, la consigna principal es seguir una dieta variada y equilibrada.
 
Tomar alimentos ricos en fibra: Las hemorroides, el miedo a que se suelten los puntos o la disminución de los movimientos intestinales son algunas de las causas que favorecen la aparición de estreñimiento en este periodo postparto. Se recomienda incrementar la ingesta de alimentos ricos en fibras naturales como verduras, frutas y cereales integrales.      
 
Ingerir alimentos ricos en hierro: En la primera semana después del nacimiento del bebé, es muy frecuente que la mujer experimente anemia, lo más recomendable es ingerir alimentos que aumenten los niveles de hierro en sangre, como carnes menos grasas, pescado, hígado o huevo, cítricos, fresas, melón y frutas tropicales o frutos secos.
 
Comidas con vitamina C y zinc: La alimentación también puede ayudar a las mamás a que cicatrice más rápido la herida provocada por la cesárea. Se aconseja comer más fruta y verdura rica en vitamina C como naranja, mandarina, melón, pimiento verde y alimentos que contengan zinc, como hígado de ternera, carne roja, mariscos, quesos curados o semillas de calabaza (Con información de 20 minutos).
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: