La droga que puede ayudar a combatir la depresión

Ketamina es un tranquilizante para caballos pero podría combatir la depresión

07/04/2017 12:17
AA

También llamada Special K o Kit Kat, la Ketamina es un fármaco que en sus inicios era ocupada para tranquilizar a los caballos y que por su potencial alucinógeno se comenzó a vender como droga recreativa. Pero después de tener una muy mal reputación, esto podría quedar atrás para dar pie en el mundo de la medicina contra la depresión.

El doctor Rupert McShane de la Universidad de Oxford en Reino Unido, afirma que la Ketamina pude ser un último recurso en el tratamiento contra la depresión en el caso de pacientes a los que los métodos no les ayudaron anteriormente.

Forma de consumo

Esta sustancia se obtiene de los medicamentos que contienen Ketamina como principio activo. Dichos fármacos se presentan en forma de solución ácida incolora, para su administración inyectable.

Rupert dirigió un estudio en el que participan 101 personas que sufrían de depresión severa y no reaccionaron anteriormente a otras terapias, de ellas 42 respondieron positivamente a la ketamina, “La primera infusión de ketamina literalmente salvó mi vida” asegura un paciente.

“No es una solución milagrosa”

Sin embargo, Rupert asegura que no es una sustancia milagrosa contra la depresión y que los resultados positivos solo se alcanzaron tras un uso continuo de la sustancia. Una de sus pacientes asegura que a pesar de consumirla no siente que se encuentre en dependencia del fármaco.

Por otra parte el profesor Allan Young del Colegio Real de Psiquiatras de Reino Unido asegura que aún existen algunas lagunas sobre el uso de la ketamina, todo este antes de que pueda ser recomendada para su uso clínico, ya que es necesario realizar más investigaciones para entender cómo optimizar su tratamiento en el uso de trastornos depresivos.

Mercado ilegal

El doctor de la Universidad de Oxford demanda el uso de ketamina para tratamiento de la depresión a nivel internacional y así poder monitorear mejor y más ampliamente los efectos de ésta, consciente de que esto podría suponer legalizar el fármaco ya que su empleo debería ser controlado para evitar el comercio en el mercado ilegal.

Rupert espera que otros médicos británicos integren la ketamina a sus métodos de cura “creemos que los pacientes deben ser tratados en centros especializados”

_94011609_mediaitem94011608


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: