La halitosis, un problema frecuente y mal tratado

Dentista o gastroenterólogo son quienes deben atender esta condición, que indica la presencia de otras patologías como caries o reflujo.

01/07/2011 8:45
AA

El mal aliento no siempre es un problema de la zona buco-faríngea por una escasa o nula higiene, puede tener otros orígenes o ser parte de la sintomatología de otros problemas. En entrevista para SUMEDICO, el doctor Quintín González (*) habló sobre las posibles causas de la halitosis y el  tratamiento que se debe seguir en cada caso.

“La halitosis es el mal aliento que puede ser derivado de varias causas, principalmente problemas buco-dentales o de algunos trastornos digestivos”, expuso el especialista.

Una de las causas más comunes en la zona buco-faríngea son la presencia de caries y la amigdalitis de repetición. En esta última se pueden formar abscesos pequeños en las anginas que pueden causar el mal aliento.

“La halitosis es un problema muy frecuente, ocho o nueve de cada 10 lo padece y esta infratratado por cuestiones de pena que hace que el paciente no busque atención o no sabe a quién dirigirse. Primero se debe consultar a un dentista y si persiste el problema ir a un gastroenterólogo y dar el tratamiento acorde al problema”.

También el tomar pocos líquidos puede hacer que las secreciones estén muy concentradas, incluyendo la saliva y eso provoque la halitosis.

Origen digestivo

Si el origen del mal aliento es digestivo puede ser a nivel hepático, esofágico o gástrico.

“Un ejemplo es un problema a nivel del esófago que se llama divertículo de zenker. Se hace como una bolsa al esófago a nivel del cuello; una de las manifestaciones es que se acumula comida en ese saco o bolsita y se fermenta con las bacterias de la saliva y provoca mal aliento”, explicó.

Otra de las causas puede ser el reflujo que puede condicionar manifestaciones de mal aliento por el flujo gastro-esofágico, no es el síntomas más común pero se puede asociar.

A veces cuando hay problemas a nivel hepático como problemas en la vesícula, la halitosis coincide con la sintomatología como dolor abdominal, náuseas, intolerancia a las grasas, etc.

El especialista en cirugía gastrointestinal y coloproctologia, subraya que el hecho de tener mal aliento no es indicador en primera instancia de un problema digestivo, primero se tiene que pensar que su origen está a nivel bucofaríngeo.

Enfermedades muy específicas como la cetoacidosis y la insuficiencia renal tienen entre sus manifestaciones un aroma muy particular. En el caso de la cetoacidosis que es una descompensación de la diabetes, el aliento huele como a manzana; y cuando se trata de una insuficiencia renal se puede presentar un aliento urémico que es con olor a orina.

Ambos padecimientos tienen otros síntomas más comunes y el diagnóstico se hará a partir de diversas pruebas y estudios clínicos.

No existe un solo tratamiento para la halitosis, ya que tienen orígenes diversos. Primero se debe averiguar la causa y atacarla.

Si el problema es una caries entonces se debe hacer la debida curación de las piezas dentales afectadas y mantener una higiene, si el problema es una amigdalitis entonces el tratamiento de esta o la extracción de las amígdalas terminarán con el problema.

Si se trata de un divertículo esofágico se debe hacer una cirugía  para removerlo. Como se mencionó antes la halitosis es una las manifestaciones de ciertas patologías, entonces cuando se resuelve el problema termina la halitosis.

“Es un problema muy frecuente, ocho o nueve de cada 10 lo padece y esta infratratado por cuestiones de pena que hace que el paciente no busque atención o no sabe a quién dirigirse. Primero se debe consultar a un dentista y si persiste el problema ir a un gastroenterólogo y dar el tratamiento acorde al problema” finalizó.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: