La nueva mamá al integrarse al trabajo

No es sencillo separarte de tu hijo recién nacido y dejarlo en una guardería para volver a la rutina de trabajo, comentó una mamá a SUMEDICO Radio.

10/05/2011 7:30
AA

“Ser mamá es mi mejor profesión, lo mejor que ha pasado en mi vida”, sostiene entusiasta Nayeli Cariño, quien tiene un bebé de ocho meses; sin embargo, reconoce que siendo una mujer profesionista, trabajadora, no es fácil dedicarse únicamente a la maternidad: “al inicio fue como un encierro con sentimientos encontrados, pues  quieres desarrollar tu profesión, pero por otro lado lo mejor que te pasa es ser mamá”.

De esta manera, en charla con SUMEDICO Radio, Nayeli Cariño revela que ser mamá no es fácil, menos aún cuando es necesario separarte en algunos espacios del día de tu hijo para poder desarrollarte en el ambiente laboral; la situación se complica si no se cuenta, por una u otra causa, con una red familiar de apoyo, es decir con una mamá, hermana, prima o cualquier otra persona cercana para que cuide al bebé, por lo que es necesario buscar una guardería y esto puede resultar sumamente complicado, tanto emocionalmente como por confianza. Ve el video
 
“Dejar a mi niño en la guardería fue la decisión más difícil que he tenido en mi vida, llegué a trabajar y me la pasé llorando pensando que no lo iban a cuidar bien, que mi hijo sólo iba a estar sentado y no lo iban a pelar, que se iba a rozar, pensé que la peor decisión fue la de meter a una guardería a mi bebé”, comentó Nayeli. Escucha el testimonio
 
Sin embargo, en todas las guarderías hay opciones para que tengas la seguridad de que tu hijo se encuentra bien cuidado y, sobre todo, protegido, desde aquellos centros sofisticados donde hay conexión web para que la mujer ejecutiva vea a través de la computadora a su bebé en el momento que lo desee, e incluso en los de seguridad social, como es el caso del IMSS.
 
Nayeli refiere al respecto: “En la guardería del IMSS me dieron la oportunidad del periodo de adaptación, es decir, me permitieron permanecer cerca de mi hijo los tres primeros días, primero cinco horas y las fueron reduciendo, entonces sí me sentía con la confianza de dónde dejaba a mi bebé”.
 
Y aún solucionado el conflicto de la guardería hay otro problema, cómo organizar el tiempo entre el hijo, el trabajo y la pareja, lo cual a decir de nuestra entrevistada es sumamente complicado: “Tener al bebé representó un cambio radical mi esposo y yo; en mi caso por más que trato de organizarme y decir: después de las ocho de la noche es para mi esposo, para evitar esos sentimientos que a veces tienen los hombres de que los suples por tu bebito, aunque es muy diferente el amor de mamá y esposa. Pero yo creo que las mamás no sabemos cómo organizarnos, como dividir el tiempo para nuestro hijo y para nuestro esposo”.
 
Al respecto, el psicólogo  Luis Alejandro Nagy, integrante de la Federación Psicoanalítica de América Latina, refiere que efectivamente es difícil la relación entre mamá, hijo y papá, sobre todo cuando el varón no tiene la seguridad y madurez suficiente para enfrentar la nueva responsabilidad, por lo que la situación se complica mucho para la mujer y esta es la causa por la cual se les escucha decir “en lugar de un hijo, tengo dos”. Escucha aquí la entrevista (primera parte).
 
Sin embargo, enfatizó el especialista, existen “tips” para organizar el tiempo de una mamá trabajadora:
  • Tener un plan “B” e incluso “C” y a hasta la “E”, porque lo cierto es que hay tantas cosas alrededor -el cuidado del bebé, la limpieza en casa, la responsabilidad en el trabajo, la dedicación al marido-, que difícilmente la mamá va a poder organizarse y por ello debe tener diversas estrategias, con lo cual evitará desgastarse.
  • Dar tiempo de calidad, es decir, no tiene por qué tener todo el tiempo en brazos a su hijo para compensar el tiempo que lo deja sólo, pues con ello sólo le provoca una mayor codependencia lo cual le generará inseguridades; lo mejor es ofrecerle todo el cariño, platicarle, atender su alimentación, con una gran entrega y verdadera atención durante determinado tiempo.
  • Detenerse a tomar aire, pues si la mamá se la vive angustiada, lo que va a ocurrir es que le va a transmitir ese sentimiento a su hijo y este no va a estar feliz, por el contrario, se encontrará inquieto, llorón.
El papel de los padres
 
El especialista Luis Alejandro Nagy apuntó que los hombres tienen una gran responsabilidad en tener hijos, sin embargo no la asumen del todo. Escucha aquí la entrevista (segunda parte)
 
 “Lamentablemente la mayoría de los varones viven el nacimiento de los hijos como si fuera un hermanito que viene a rivalizar por el amor (…) De repente dicen: ya me cambió por el trabajo y mi hijo, lo cual es injusto decir, esto es un problema del varón que todavía le falta madurar para hacerse cargo de una familia como tal”.
 
Por ello, destacó, el papel de los padres es evaluar el trabajo de la mujer, por lo que deben de dividirse las funciones en el cuidado de los niños, para evitar una neurosis que puede derivar incluso en una separación.
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: