La perfección puede ser fuente de adicción

Las personas que trabajan y tienden a ser perfeccionistas tienen un mecanismo que hace que se vuelvan adictos a sus labores.

06/09/2013 9:24
AA

Estudios de la Universidad de Kenten Reino Unido han llegado a la conclusión que la mayoría de las personas que son altamente perfeccionistas en su trabajo, están en riesgo de convertirse en adictos.

Especialistas del Reino Unido han establecido que existen dos clases de perfeccionismo: El perfeccionismo donde solo se preocupa de uno mismo, es aquí donde las personas solo se preocupan por sus metas;  y el perfeccionismo de percepción social, en donde lo que les preocupa es quedar bien ante el  circulo que los rodea y sean aceptados y reconocidos por sus capacidades.

Para estar seguros de lo planteado se realizo un estudio en el cual participaron 131 personas que contestaron varios cuestionarios  acerca de su trabajo y la forma en que manejaban ciertas situaciones acerca de las exigencias en la empresa donde laboran, además se tuvo una observación de tres meses en todos los implicados.

Motivación y acción

En el estudio  realizado los científicos encontraron que las personas se inclinaban más por el perfeccionismo hacia sí mismo y sus niveles de adicción al trabajo eran realmente altos.  Esto se debe en mayor medida a que el número de mecanismos internos (el placer de sentirse bien consigo mismos por la excelente realización de su trabajo)  los incita a trabajar cada vez más y más. Por otro lado quienes tenían el perfeccionismo social, no se hacían adictos al trabajo.

Los que son perfeccionistas orientados a sí mismo, se sienten bien cuando son elogiados por su trabajo lo cual aumenta su ego y se sienten motivados para trabajar aún más.

El reporte concluye que las personas adictas al trabajo logran manejar mejor un periodo fuerte de estrés laboral que quienes no son adictas al trabajo.

Así como en el alcoholismo, la drogadicción y otras adicciones, la del trabajo no solo afecta al paciente, sino también a todo su entorno que lo rodea. (Con información del universal.com)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: